¿Son obligatorias las mascarillas para salir a correr?

La nueva norma entra en vigor el jueves 21 de mayo.

El uso de mascarillas en el exterior es obligatorio entre la población siempre que no se pueda mantener la distancia mínima de seguridad. Así lo establece la norma publicada este miércoles en el Boletín Oficial del Estado y que entra en vigor el jueves 21 de mayo. La cuestión preocupa a los aficionados al running, que desde que supieron de este cambio de normativa se hacen constantemente la misma pregunta —”¿también son obligatorias para salir a correr?”— y repiten la misma idea —“yo no puedo correr con mascarilla”—.

El texto es ambiguo en este sentido. Hay cuatro excepciones en las que no son exigibles el uso de mascarilla y la tercera dice:

“Desarrollo de actividades en las que, por la propia naturaleza de estas, resulte incompatible el uso de la mascarilla”.

Se puede entender entonces que entre esas actividades se incluye la actividad física intensa, como puede ser correr, andar en bicicleta o patinar, ya que dificultaría la respiración, aunque no se recoge específicamente en la norma.

En esta línea de ambigüedad ya se manifestó el martes el ministro de Sanidad Salvador Illa al asegurar que “lo sensato es que [los corredores] mantengan la distancia mínima de seguridad”. Más claro ha sido Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, al ser preguntado un día después por este asunto.

“Lo que tenemos que hacer es ser razonables, si uno hace un deporte de alto esfuerzo es muy difícil que pueda usar mascarillas. Pero lo importante es llevarla, aunque sea en el bolsillo, por si estamos en una zona en la que no podemos mantener cierta distancia. Con el patinete o la bicicleta es lo mismo”.

“Lo importante es llevarla, aunque sea en el bolsillo, por si estamos en una zona en la que no podemos mantener cierta distancia”

- Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias

En el caso de los corredores la distancia mínima interpersonal sería algo mayor que para las personas que salen a caminar, ya que una persona que practica deporte intenso puede movilizar 150-180 litros de aire por minuto, mientras que una persona quieta moviliza 5 litros de aire por minuto.

Distancia de seguridad entre corredores.
Distancia de seguridad entre corredores.

Sobre los espacios en los que resulta obligatorio el uso de mascarilla, el BOE señala lo siguiente.

“El uso de mascarilla será obligatorio en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros”.

Cómo elegir una mascarilla para hacer deporte

Aunque según dice el texto, las mascarillas no tienen por qué ser obligatorias “si son incompatibles con la actividad”, se pueden utilizar y para elegirlas habría que tener en cuenta una serie de aspectos.

“Hay que descartar las mascarillas higiénicas o quirúrgicas. Con la exhalación y el sudor se acaban reblandeciendo, se pegan a la cara y eso produce sensación de ahogo”, explica Raquel Blasco, doctora en Medicina Interna, profesora de Ciencias de la Salud y experta en salud deportiva. Además, al pegarse a la cara, se acaba tocando y eso conlleva otro riesgo, ya que es más fácil que se pueda propagar el virus si la mascarilla se ha infectado.

Lo recomendable es que se busquen mascarillas con estas cinco características:

  • FPP2 sin válvula, para protegerte ante contagios y evitar que contagies a los demás
  • Homologada por el Ministerio de Sanidad
  • Flexible para que se ajusten bien a la cara
  • Reutilizables
  • De tejido sin estructura de trama

“Las mascarillas FPP2 sólo dejan pasar un 5% de las partículas, así que el riesgo es muy bajo”, apunta la doctora. “Lo importante es que sea sin válvula porque si la lleva, te protege a ti pero exhalas el aire y pondrías en riesgo a los demás en caso de estar enfermo y no saberlo”.

El material importa también, por eso se descartan las de farmacia, que suelen ser rígidas “y eso puede producir rozaduras, que a su vez pueden provocar picores, que nos hagan tocar más la cara, o directamente heridas”, según Blasco. De ahí la importancia de que el tejido sea flexible y se adapte bien a la cara.

El tejido es importante y hay que desechar siempre los de estructura de trama, como el algodón, por no ser transpirables y se humedecen fácilmente.

Lo de reutilizable es sobre todo por una cuestión económica, ya que si se cumplen con las recomendaciones de asepsia del fabricante, se le pueden dar más usos y resultan más rentables. En ese caso hay que fijarse que lleve la R.

Decálogo para no lesionarse al correr
Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena