INTERNACIONAL
06/05/2021 08:35 CEST | Actualizado 06/05/2021 11:27 CEST

Space X logra aterrizar su cohete sin que explote... al quinto intento

Y decían que a la tercera va la buena.

A la tercera va la vencida. Decían. Pues no, Space X lo ha logrado a la quinta. La compañía de Elon Musk ha conseguido aterrizar el prototipo de su nave SN15, destinada a alcanzar en el futuro destinos como la Luna o Marte. La curiosidad de este proyecto es que las cuatro versiones anteriores se habían hecho añicos al intentar volver a tomar tierra. 

La nave ha alcanzado los 10 kilómetros de altura y sobrevolado el cielo de Boca China durante seis minutos. Se trata de todo un hito después de que la NASA diese un toque de atención y llegase a paralizar un acuerdo de 2.900 millones de dólares con Space X. 

La clave del éxito del SN15 -sí, el número hace alusión al total de versiones del cohete- pasa por los cambios introducidos en sus motores tipo Raptor, que han permitido que vuelva a posarse de forma vertical sobre la plataforma de despegue. 

La nave de acero inoxidable, que mide 50 metros, tenía fijado el 4 de mayo como fecha para la prueba, que había acabado siendo pospuesta por las malas condiciones atmosféricas. El mismo Elon Musk ha celebrado en su cuenta de Twitter el triunfo de este lanzamiento.

NUEVOS TIEMPOS