NOTICIAS
30/10/2019 20:11 CET | Actualizado 30/10/2019 20:19 CET

Suspenden dos meses a la juez pitonisa por conceder indultos a presos

Ya fue investigada por el Consejo General del Poder Judicial por anunciarse, supuestamente, para la realización de sesiones de tarot en su casa

AGENCIA EFE
Imagen de archivo de la jueza María Jesús García Pérez.

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha sancionado con dos meses de suspensión en el ejercicio de sus funciones a la jueza pitonisa de Lugo, María Jesús Pérez García, por entender que incurrió en una falta disciplinaria muy grave de ignorancia inexcusable cuando era titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 3 de la citada ciudad gallega. Ese destino lo ocupó entre noviembre de 2016 y junio de 2019.

La sanción ahora impuesta a la citada magistrada está relacionada con varias resoluciones que dictó en el marco de la tramitación de expedientes de indulto a internos en centros penitenciarios que dependían de ellos.

De hecho, llegó a conceder tres indultos parciales al menos a tres presos, cuando no tenía competencia para ello, ya que esta medida de gracia es una facultad que corresponde exclusivamente al Gobierno.

Esta magistrada, actualmente destinado en un Juzgado de Violencia sobre la Mujer de la Coruña, ya fue investigada por el Consejo General del Poder Judicial por anunciarse, supuestamente, para la realización en su domicilio, de sesiones de tarot.

La jueza alegó que esas sesiones las llevaba a cabo su asistente y, finalmente, el CGPJ archivó las diligencias al no dar por válida como prueba una grabación realizada en su casa con cámara oculta en la que supuestamente era ella la protagonista de esas sesiones.

Un largo historial

García tiene un amplio historial disciplinario. Entre 1996 y 2018 ha sido sancionada en ocho ocasiones, una con suspensión y el resto con multas de hasta 3.000 euros. Entre los comportamientos objeto de expediente figuran haberse ido al gimnasio demorando la puesta en libertad en un detenido, fumar en la sala de vistas o criticar la ley de violencia de género y faltar al respeto a mujeres denunciantes.

Cuando fue sancionada por esa, falta García Pérez era jueza de violencia de género, como ahora. La jueza afirmó en una entrevista que la Ley de Violencia de Género “no vale para nada” y manifestó que “hay muchas mujeres, sobre todo sudamericanas, que irían en este grupo de las que vienen aquí con una sonrisa en la boca, de oreja a oreja, tomándonos el pelo a todo el mundo, diciendo ‘ahora quiero retirar la denuncia, ahora quiero arreglarme, reconozco que soy yo la que le pegué’”.

En un anterior destino que tuvo en Galicia, el Juzgado de lo Penal número 1 de Santiago de Compostela, los abogados se quejaron de que solía llevar un gato a los juicios. Hace unos meses trascendió un vídeo grabado para buscar pareja en un programa de televisión dedicado a citas (First Dates).