Sustituir la harina, los huevos o la mantequilla en la receta de un bizcocho es posible

No son ingredientes tan esenciales para preparar un postre.

Quieres hornear un pastel o un bizcocho que te ayude a combatir el ánimo en el confinamiento. Nada mejor que una buena tarta de chocolate para venirte arriba.

Te diriges al supermercado para comprar lo que necesitas y... ¡ups! Mala suerte, los ingredientes básicos han desaparecido. Las estanterías de la harina, los huevos o la levadura están vacías.

Que la falta de ellos no acabe con tu antojo de tarta de chocolate. Puedes compensar la falta de ingredientes e incluso puedes mejorar la receta haciéndola más especial y única. ¿Cómo? Tan sencillo como siguiendo estos consejos.

Sustituir los huevos (una taza 250 ml):

  • Un tercio de una taza de puré de manzana por cada huevo.
  • Un cuarto de taza de puré de plátano.
  • Una cucharada de semillas de lino y tres cucharadas de agua.
  • Un cuarto de taza de tofu.
  • Tres cucharadas de aceite vegetal y una de agua.
  • Dos o tres cucharadas de mayonesa.

Sin mantequilla:

  • Se puede sustituir por cualquier aceite.
  • Margarina.
  • Manteca de cerdo.
  • Aceite de coco.
  • Mitad de mantequilla (si vas escaso de cantidad) y mitad de compota de manzana.

Sin harina:

  • Almidón de patata o maíz.
  • Cincuenta gramos de almendras en polvo y 50 de almidón.
  • Patata.

Sin levadura:

  • Una cucharada pequeña de bicarbonato de sodio. Si quieres darle más acidez, añade zumo de limón o un poco de vinagre.

Sin azúcar:

  • Miel (50 gramos equivalen a 100 de azúcar blanco).
  • Vainilla
  • Stevia
  • Jarabe de arce (50 gramos)
  • Canela
  • Nuez moscada
Recetas de tarta de queso