Tania Llasera responde a quien le acusa de ser incoherente y abusar del Photoshop

"Qué pena Tania... Tu discurso y defensa sobre las tallas grandes realmente me lo había creído..."
Tania Llasera en una presentación el pasado mes de septiembre.
Jesus Briones GTRES
Tania Llasera en una presentación el pasado mes de septiembre.

Tania Llasera se ha visto envuelta en la últimas horas en una nueva polémica a causa de su imagen.

La comunicadora e influencer presentó este martes en redes sociales su nueva colección de ropa en colaboración con TEX, la marca de moda de Carrefour. En una de las fotografías, Llasera posa en ropa interior azul y la imagen ha provocado una riada de críticas, acusándola de abusar del Photoshop y ser incoherente con su ideales de belleza real.

Estas son algunas de las reacciones que ha generado la publicación:

“No se pude creer nada de lo que digas. Predicas una cosa y haces otra”.

“No entiendo tu lucha con las tallas y luego Photoshop. Que decepción”.

“Por favor, pide a los reyes un poco de coherencia… ¿Vas de abanderada de la mujer real con sus imperfecciones y sus defectos y de repente te metes photoshop hasta el alma??? En fin…”.

“Qué pena Tania... Tu discurso y defensa sobre las tallas grandes realmente me lo había creído...”.

″¿Y las lorzas que tanto reivindicas y tanto defiendes? ¿Para qué te las quitas con Photoshop? Por predicar lo que haces ya por eso no te deberían de comprar nada”.

“Yo ya no te sigo, lo siento”.

“Esta foto es de cuando tenias 25 años. O el fotoshop se les ha ido de las manos 🤣🤣”.

Ante este aluvión de reacciones, Tania Llasera ha querido calmar a sus fans y ha explicado a través de un storie lo que se esconde tras esa foto.

“No tengo el cuerpo perfecto, pero me tengo muy estudiada, sé posar muy bien. Photoshop yo no veo tanto. Algo habrá seguro, pero pedó poco retoque y creo que se ha logrado”, aseguraba.

No contenta con ello, además ha subido un vídeo enseñando su tripa y ha insistido: “Que no todo es Photoshop, a veces es cuestión de estirar el cuerpo (por la pose con lencería azul) o de meter un poco la tripa, pero tengo el cuerpo que tengo y lo respeto ante todo, tenga buen día o mal día”.