INTERNACIONAL
01/05/2019 23:54 CEST | Actualizado 01/05/2019 23:55 CEST

Tensión en Venezuela tras el fallido levantamiento militar de Guaidó

Al menos 15 heridos en choques entre manifestantes y fuerzas del orden. El líder opositor dice que "no hay vuelta atrás". Maduro responde: "el golpismo no es el camino". Leopoldo López se refugia en la embajada española sin pedir asilo.

REUTERS

El levantamiento militar con el que el líder opositor venezolano Juan Guaidó pretendía arrebatar el poder al presidente del país, Nicolás Maduro, ha quedado en nada un día después. 

Sin embargo, en las calles de Caracas, la capital de Venezuela, opositores y leales a Maduro han salido a manifestarse y, en algunas de esas concentraciones, se han producido choques con las fuerzas armadas del país. 

Lanzamiento de piedras y gases lacrimógenos que han dejado varios heridos tras la jornada del martes, que acabó con una víctima mortal y un elevado número de personas heridas entre manifestantes y militares. 

La Agencia EFE ha constatado enfrentamientos en dos puntos de la capital venezolana, que han implicado el uso de gases lacrimógenos y perdigones del lado de la fuerza pública así como de piedras y cócteles molotov por parte de algunos manifestantes.

En los alrededores de la base aérea militar La Carlota, manifestantes encapuchados se han enfrentado durante más de tres horas con agentes de la fuerza pública que han hecho uso de sus armas en numerosas ocasiones. La Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) ha desplegado varias tanquetas en la zona para apoyar su acción disuasiva.

Medios locales hablan de 15 heridos y han difundido imágenes de al menos cuatro ciudades en las que se han registrado enfrentamientos

Los encapuchados atacaron la sede la Aviación Militar, a la que también ingresaron, y han devuelto varias de las bombas lacrimógenas que les lanzan los efectivos. En otro punto de Caracas también se registró un enfrentamiento entre decenas de manifestantes y funcionarios de la Policía.

Medios locales hablan de 15 heridos aproximadamente y han difundido imágenes que dan cuenta de al menos cuatro ciudades en las que se han registrado otros enfrentamientos en medio de las manifestaciones convocadas por el antichavismo.

Guaidó: “El apoyo militar no fue suficiente”

24 horas después de la intentona militar, el propio Guaidó admitía que el apoyo recibido por el Ejército “no fue suficiente”. “Está claro que las Fuerzas Armadas nos escuchan pero ayer no fueron suficientes”, ha dicho el líder opositor, quien, aun así, afirma que la llamada Operación Libertad prosigue. 

De hecho, durante el primero de Mayo, ante miles de seguidores de la oposición, Guaidó ha asegurado que “la protesta no tiene vuelta atrás” y que van “con todo”. 

“Sin pueblo, sin Fuerza Armada y sin poder confiar en u sombra, quien usurpa funciones está cada vez más arrinconado y solo”, ha tuiteado Guaidó, en referencia a Nicolás Maduro. 

Además, ante una multitud de seguidores, planteó una huelga general como parte de su estrategia para sacar del poder al presidente venezolano: “Mañana vamos a acompañar la propuesta que nos hicieron de paros escalonados hasta lograr la huelga general”. 

En respuesta, Maduro ha asegurado que “ha quedado demostrado que la injerencia, el golpismo y el enfrentamiento armado no son el camino” para Venezuela. Y ha pedido “constitucionalidad y respeto mutuo” para “dirimir las diferencias”. “Los patriotas venceremos la violencia y ganaremos la paz”.  

 

Acusaciones entre Rusia y EEUU

Pero la partida venezolana no sólo se juega en el tablero latinoamericano. Rusia, que apoya a Maduro, y Estados Unidos, que hace lo propio con Guaidó, han cruzado acusaciones este miércoles en boca de sus responsables de Exteriores.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, se han lanzado reproches en la conversación que ambos han mantenido.

Pompeo ha subrayado que “la intervención por parte de Rusia y Cuba es un factor de desestabilización para Venezuela y para la relación entre Rusia y Estados Unidos”, según ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

Estados Unidos acusa a Rusia de frenar la dimisión de Maduro que, según Pompeo, incluso tenía un avión preparado para partir hacia La Habana

Y ha reclamado directamente que “Rusia cese su apoyo a Nicolás Maduro y se una a otras naciones, incluida una abrumadora mayoría de países en el Hemisferio Occidental que quieren un futuro mejor para el pueblo venezolano”.

En la misma línea, Lavrov ha advertido a Estados Unidos que “su injerencia en los asuntos internos de Venezuela y las amenazas contra su Gobierno representan una flagrante violación del Derecho internacional”, de acuerdo con Sputnik.

Las diferencias entre ambos países quedaron patentes el martes, después de que Estados Unidos acusara a Rusia de frenar la dimisión de Maduro que, según Pompeo, incluso tenía un avión preparado para partir hacia La Habana.

López, en la embajada de España en Caracas

La jornada se iniciaba con la noticia de que Leopoldo López, el líder opositor que ayer rompió su arresto domiciliario, se encuentra en la embajada de España en Caracas. 

Aunque el Gobierno aseguró en un principio que López no había solicitado asilo, la vicepresidenta en funciones del Gobierno, Carmen Calvo, ha señalado que la embajada de España en Caracas sí lo ha hecho “como corresponde a las normas internacionales”.

Photo gallery Guaidó llama al levantamiento militar en Venezuela See Gallery

#CuandoElDescansoEsUnSueño