Japón sufre un fuerte terremoto de magnitud 7,3 en Fukushima

Al menos dos muertos y cerca de 90 heridos, la mayoría de ellos en las prefecturas de Miyagi y Fukushima.
Imagen de archivo de la central nuclear de Fukushima.
Imagen de archivo de la central nuclear de Fukushima.
CHARLY TRIBALLEAU/AFP via Getty Images

Un terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter ha activado este miércoles la alerta de tsunami en la costa este de Japón —que horas después ha sido cancelada—, según han informado las autoridades locales, que han informado de fuertes temblores e incluso interrupciones del suministro eléctrico que han llegado hasta la capital.

El Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) ha situado el epicentro frente a las costas de la región de Fukushima. El seísmo se ha originado a más de 60 kilómetros de profundidad, a las 23:36 hora local (16:36 hora peninsular española).

Uno de los testigos grabó en Twitter el seísmo, acompañándolo del breve texto ”¡Estaba temblando! ¡Me sorprendió!”.

Tras el temblor, el centro de alerta de tsunamis del Pacífico había advertido de la posibilidad de una subida repentina del nivel del agua, especialmente en las prefecturas de Fukushima y Miyagi, las más cercanas al epicentro. El Gobierno ha convocado un comité de emergencia para examinar las consecuencias de este terremoto y se han confirmado apagones en varias ciudades, incluso en zonas de la capital, Tokio, según la agencia de noticias Kiodo.

Sin embargo, unas cinco horas después del terremoto, las autoridades han anunciado que retiraban las alarmas, si bien han advertido de una posible fuerte actividad sísmica a lo largo de los próximos días.

Al menos dos muertos y cerca de 90 heridos

Según informa la radiotelevisión japonesa NHK, la sacudida ha dejado al menos dos muertos y cerca de 90 heridos, la mayoría de ellos en las prefecturas de Miyagi y Fukushima. Además, un tren con unos cien pasajeros ha descarrilado entre las estaciones de Fukushima y Shiroishizao, aparentemente sin causar víctimas, según la agencia Kyodo. De inmediato, varias líneas ferroviarias de alta velocidad han sido interrumpidas en el noreste del país, mientras que también se han cerrado por precaución diversos tramos de autopistas, así como el aeropuerto tokiota de Haneda.

En la zona de Ishinomaki, ya se han registrado subidas de unos 20 centímetros, pero la previsión es que puedan llegar hasta el metro. Las autoridades han recomendado a la población que se aleje de las zonas de costa como precaución.

La operadora de la central nuclear de Fukushima Daiichi, en proceso de desmantelamiento desde la crisis nuclear desencadenada por el gran terremoto y el tsunami de marzo de 2011, ha estado monitorizando la situación por si hubiera algún daño por el nuevo seísmo, así como en otras instalaciones atómicas cercanas. Por el momento, los responsables descartan cualquier tipo de afectación.

El terremoto de magnitud 7,3 estuvo precedido por otro seísmo menor que llegó a alcanzar el nivel seis alto en la escala nipona. Los apagones se han notado en buena parte del país, incluso la capital, donde se han visto afectados 132.000 hogares.

El recuerdo del desastre de 2011

El seísmo se ha producido cinco días después de que se produjera el 11º aniversario del terremoto de magnitud 9,1 y el posterior tsunami que causaron una grave crisis en Fukushima y en su central nuclear, que provocaron fusiones graves en las instalaciones.

El terremoto registrado en 2011, dejó 18.000 muertos, en el considerado el segundo peor accidente nuclear de la historia, tras Chernóbil. Como consecuencia, 36.000 personas tuvieron que ser evacuadas y más de una década después todavía no han regresado a sus viviendas.

Fue el quinto terremoto más potente del mundo de todos los medidos hasta la fecha

Cinco años de la catástrofe de Fukushima