'The Economist' define así a Juan Carlos I: ya no solo se ve en España

El diario británico ha reaccionado a las polémicas palabras del emérito sobre las explicaciones que tenía dar a su hijo, Felipe VI.
El rey emérito Juan Carlos I.
El rey emérito Juan Carlos I.
BRAIS LORENZO via Getty Images

El prestigioso semanario británico The Economist ha analizado este jueves el regreso de Juan Carlos I a España y ha criticado la actitud del emérito durante su estancia en Sanxenxo.

La revista ha asegurado en el titular de su artículo que el rey emérito es “un dolor de cabeza para su hijo”, el Rey Felipe VI, y lo justifica con las declaraciones que Juan Carlos I hizo a la prensa sobre la posibilidad de dar explicaciones en Zarzuela. ”¿Explicaciones? ¿De qué?”, señaló el pasado domingo.

The Economist se ha hecho eco de la visita del rey emérito y ha repasado su viaje exprés a Sanxenxo. “Asistió a una regata, saludó a sus admiradores y se quedó con un amigo, seguido por ‘más cámaras que en mi boda’, según bromeó su hija”, ha detallado el medio anglosajón.

En el artículo también han explicado algunas polémicas en las que se ha visto envuelto Juan Carlos I, como el pago de “4,4 millones de euros en impuestos atrasados” o el presunto pago de comisiones que obtuvo por mediar en la obra del Ave a La Meca.

“Los fiscales españoles han retirado los cargos en su contra, diciendo que los hechos han prescrito u ocurrieron cuando estaba cubierto por su inmunidad constitucional como rey”, ha explicado.

Tras informar sobre la postura adoptada por los diferentes partidos políticos durante los últimos días, The Economist ha destacado que, aunque “Felipe VI se esfuerza por hacer su papel” y ser “un símbolo de unidad”, el comportamiento de Juan Carlos I es distinto.

“A su padre, recordado durante mucho tiempo por su papel heroico en la transición de España a la democracia, así como por su toque común, aparentemente ya no le importa quién se molesta con sus payasadas”, ha criticado.

El rey Juan Carlos, de regatas en Sanxenxo tras su regreso a España

El rey Juan Carlos, de regatas en Sanxenxo tras su regreso a España