VIRALES
01/07/2019 14:43 CEST | Actualizado 01/07/2019 14:51 CEST

'The New York Times' deja sin argumentos a los que defienden la eliminación de Madrid Central

Destaca que la capital de España es la primera ciudad en ir en contra de la política ambiental.

Europa Press News via Getty Images

La eliminación de Madrid Central no para de acumular voces en su contra. La última, la del The New York Times, que por medio de su redactor Raphael Minder ha dedicado un artículo al logro conseguido con la propuesta de Manuela Carmena: “Madrid termina en una zona de bajas emisiones después de solo siete meses”. 

“Los gobiernos locales de toda Europa han pasado más de una década introduciendo leyes que restringen el acceso de vehículos a las áreas centrales de muchas ciudades en un esfuerzo por mejorar la calidad del aire para residentes y visitantes por igual. Pero desde este lunes, Madrid se dirige en dirección opuesta”, empieza el artículo.

Este cambio de política hace, como comentan desde el The New York Times, que Madrid sea la primera ciudad europea importante en revertir la prohibición de los vehículos de altas emisiones. 

Minder destaca los métodos similares que hay en otras grandes ciudades europeas con la misma finalidad. Concretan desde Londres hasta Munich pasando por Milán o Bruselas.

Todo ha hecho que miles de personas “frustradas” salieran el pasado sábado a defender Madrid Central, entre ellos escritos, artistas o académicos de renombre. “Ellos dicen que la medida refleja lo cambiante del sistema político que se encuentra todavía más polarizado y fragmentado y que da todavía menos relevancia a las medidas ambientales”, continúa la pieza del prestigioso diario americano.

De hecho, da voz a la defensa que hizo la actriz Leonor Watling: “Madrid Central no debería depender de las negociaciones políticas”. También dan valor a unas palabras de Lola Leirado, activista de Equo, en las que resalta que la “política medioambiental se decide cada vez más en Bruselas”.

Para terminar el The New York Times afirma que Martínez-Almeida, el nuevo alcalde de la capital, ha destacado “que el cambio de política es temporada y que ha prometido buscar alternativas para mejorar la calidad del aire.

Cavar un túnel para atravesar Gran Vía puede ser una opción, según las palabras de Almeida que recoge el diario estadounidense. Sin embargo, afirman que “muchos expertos dicen que sería un proyecto costoso y poco práctico”.

ESPECIAL PUBLICIDAD