POLÍTICA
14/03/2020 21:38 CET | Actualizado 14/03/2020 21:55 CET

Tintorerías, estancos y peluquerías permanecerán abiertas durante el estado de alarma

Se tendrán que respetar, eso sí, las normas para luchar contra el virus.

EFE
Imagen de archivo de una peluqería

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real decreto por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, entre cuyas principales medidas se encuentra la de limitar la libertad de circulación.

Durante la vigencia del Estado de Alarma (quince días prorrogables) los ciudadanos únicamente podrán circular por las vías de uso público “de forma individual” para la realización de determinadas actividades: adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; asistencia a centros sanitarios o entidades financieras; ir a trabajar; volver a la residencia habitual; cuidar de personas mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

Además, se permite la circulación por causa de fuerza mayor o situación de necesidad o cualquier otra actividad de análoga naturaleza debidamente justificada.

Y, un detalle importante que ha llamado la atención a muchos: se mantendrán abiertos establecimientos, más allá de los de alimentación, farmacias y centros médicos, las peluquerías, tintorerías, ópticas, ortopedias, tiendas de alimentación de animales domésticos o de tecnología. Eso sí, en ese entorno, será estrictamente necesaria, “evitando aglomeraciones y manteniendo la distancia de seguridad de al menos un metro”, según se recoge en el Real Decreto.

La primera victoria

Según el presidente del Gobierno todas estas medidas son necesarios para conseguir “la primera victoria” en la lucha contra la pandemia del coronavirus, que será conseguir que “la curva” de contagios no suba en forma de “flecha”, sino de manera “más lenta”.

Sánchez, en la comparecencia posterior a la sesión del Consejo de Ministros extraordinario que ha aprobado el decreto del estado de alarma como consecuencia de la propagación del coronavirus por España, ha destacado que todas las administraciones, en todo el país, tendrán que encaminarse a “reducir” la epidemia y “por fin eliminarla”.

“La victoria será total”, ha recalcado acto seguido, cuando esté lista la vacuna. Al igual que en comparecencias anteriores, el jefe del Gobierno ha pronosticado “semanas muy difíciles” de “esfuerzos y sacrificios”. Esfuerzos y sacrificios, ha añadido, que “empezarán a dar fruto” cuando se logre “el primer objetivo”.

Ese objetivo será “doblegar la curva de propagación”: “Cuando veamos que la curva no sube en forma de flecha, sino más lenta”, ha afirmado antes de sentenciar: “Cuando el número de altas médicas sea superior a los nuevos infectados”.

Photo gallery El Consejo de Ministros que ha aprobado las medidas del estado de alarma See Gallery

NUEVOS TIEMPOS