TENDENCIAS
15/06/2021 22:25 CEST | Actualizado 15/06/2021 22:45 CEST

Todos los ojos van a Letizia en este momento: por muchas veces que pase sigue siendo llamativo

La reina lo hizo por primera vez en 2013.

YOUTUBE CASA REAL
Letizia durante el brindis con otros mandatarios.

La reina Letizia ha vuelto a protagonizar uno de sus clásicos momentos cuando hay que brindar en un acto oficial y no ha probado ni una pizca del alcohol que había en su copa. 

Felipe VI ha presidido este martes una cena en el Palacio Real de Madrid con motivo de la visita de Estado del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, que ha viajado a España acompañado de su esposa, Kim Jung-sook.

En su discurso previo al brindis, el rey ha animado a Corea del Sur a “trabajar juntos” para conseguir que las relaciones económicas bilaterales alcancen “el potencial que corresponde” a dos países con un peso parecido en el mundo y con empresas con vocación internacional, según ha recogido EFE. 

España y Corea comparten, según el monarca, principios y valores fundamentales, “el respeto al Estado de Derecho” así como “el avance imparable como sociedades democráticas consolidadas”.

“Con tantos rasgos en común y con trayectorias similares, son muy amplios los campos abiertos para la colaboración entre nuestras empresas y nuestras sociedades”, ha señalado Felipe VI.

Justo cuando ha terminado de hablar, el rey ha brindado por la salud del mandatario surcoreano y el futuro de las relaciones entre los dos países. En ese momento, la reina se ha llevado la copa a la boca y ni siquiera se ha mojado los labios. 

Puedes verlo en el minuto 32. 

No es la primera vez que la reina hace algo así. Letizia ha manifestado que es abstemia y que, por lo tanto, no bebe alcohol, ni siquiera en un acto oficial. 

El pasado 26 de marzo, durante una cena ofrecida en su honor por los copríncipes de Andorra —el obispo de la Seo de Urgel y un representante de la República Francesa, ya que Macron no pudo asistir— Letizia se dejó directamente la mascarilla puesta y sólo hizo el gesto de llevarse la copa a la boca, como manda el protocolo. 

La primera vez que ocurrió fue en 2013, en la recepción en el Palacio Real con motivo del Día de la Hispanidad, mientras el entonces príncipe Felipe, la reina Sofía y la infanta Elena bebían de sus copas, Letizia optó por no hacerlo. Días antes, en un acto del Día la Policía en Alcalá de Henares, también evitó beber de una copa de vino. Un gesto que desató todo tipo de rumores: desde un embarazo hasta una posible alergia a las uvas. 

En 2015, durante una visita a la Academia de Artillería de Segovia, las cámaras de Arucitys captaron una conversación entre la reina y un mando militar. 

“Nos van a sacar bebiendo”, le dijo el militar. “Yo, como no bebo, me la acerco solo a los labios. Y me critican porque dicen que no bebo. Pero es que yo no bebo nada de vino”, respondió ella.

Photo gallery Evolución de Letizia Ortiz See Gallery

NUEVOS TIEMPOS