VIRALES
08/06/2020 19:22 CEST | Actualizado 09/06/2020 09:57 CEST

Todo lo que se sabe hasta ahora del supuesto cocodrilo de Valladolid que tanto revuelo está montando

Varios grupos llevan horas buscando al animal.

EFE
Buscan un cocodrilo avistado en Simancas (Valladolid)

Un cocodrilo en el río Pisuerga o en el Duero. Aunque la afirmación pueda sonar a broma, es lo que se teme que pueda estar ocurriendo desde este fin de semana en Valladolid.

De hecho, varios grupos de expertos buscan a ese animal después de que entre el viernes y el sábado varias personas asegurasen haber visto al reptil en una zona conocida como Pesqueruela, cercana a la desmbocadura del Pisuerga en el Duero en la localidad de Simancas.

La Policía Local del municipio recibió la llamada de dos chicos distintos de unos 13 años y, luego, un agente también afirmó haber visto al cocodrilo. Los temores a que el animal anduviese por allí se acrecentaron después de que un biólogo identificase, en la misma zona, huellas que podrían corresponder a las de un “cocodrilo del Nilo” de cerca de 250 kilos y un metro y medio de longitud.

Esa especie es considerada peligrosa, pero también asustadiza, según informó la Subdelegación del Gobierno, por lo que los implicados en la búsqueda tuvieron que extremar las precauciones.

También se aseguró que se habían hallado dos nidos de este cocodrilo y varios peces completamente destrozados por, supuestamente, el mismo animal. Los investigadores sospechaban que algún vecino de la zona lo podría tener como mascota y que, una vez creció, lo podría haber liberado en el río. 

Pero este lunes el caso ha dado un giro total. El jefe del Servicio de Rastreo Forestal de la Asociación Chelonia, Fernando Gómez, ha asegurado que los indicios observados hasta ahora en el lugar no corresponden a un reptil de gran tamaño.

Resumiendo: que lo que parecía un cocodrilo puede ser realmente una nutria. Porque los peces devorados que se han hallado se los ha comido ese otro animal, según el experto. Y asegura que lo que parecían ser nidos del reptil son realmente rastros humanos del paso y la apertura de vegetación que suelen llevar a cabo los pescadores.

El experto ha efectuado este lunes un reconocimiento de la zona. Acerca de si puede tratarse de un cocodrilo del Nilo, como apuntó un especialista en Biología, ha considerado que las condiciones para su vida en esta zona no son las ideales, a la vez que ha matizado que no se sabe cuánto tiempo puede llevar en este área.

“Los cocodrilos son adaptativos, llevan millones de años en la tierra, pueden aguantar sin comer, son huidizos, se pueden mover y se ocultan bajo el agua”, ha manifestado el experto, sin que haya podido certificar hasta ahora si el animal está o no en Pesqueruela.

Photo gallery Un cocodrilo gigante en un campo de golf See Gallery