Tom Hegen: una nueva perspectiva del mundo

Para mostrar el impacto del hombre en el medio ambiente, Tom Hegen plasma estos paisajes desde un ángulo único.
The Coral Reef Series.
Por cortesía de White Paper By
The Coral Reef Series.

Tom Hegen es un fotógrafo alemán cuyas fotografías muestran el impacto del hombre en la naturaleza. Muy concienciado con el cambio climático, Hegen trata de mostrar cómo ha cambiado la superficie terrestre después de que esta haya sido modificada por el hombre. Sus fotografías son aéreas y muchas de ellas parecen cuadros abstractos, ya que Hegen aplica técnicas de diseño gráfico a sus fotografías para darles una estética única. Cuenta con dos libros en los que expone su trabajo, Habitat y Airports. Hablamos con Tom Hegen para conocer más detalles sobre su trabajo.

¿Cuándo empezaste a tomar fotografías?

Comencé con fotografías paisajísticas clásicas en 2010 con amplias panorámicas, primeros planos, composiciones de planos medios y de fondo, buscando la perfecta iluminación. Pero pronto me di cuenta de que aquellos planos endulzados no representaban su ambiente real.

Empecé a cuestionar el término landscape (paisaje en inglés) como parte de la idea de landscape photography (fotografía paisajística). Land es una palabra de origen germánico y las raíces del sufijo scape, del alemán schaffen hace referencia al verbo shaping (moldear). Por lo que el paisajismo se refiere a una actividad que modifica las características visuales de una zona. Como consecuencia, empecé a ver la fotografía paisajística como un proceso de documentar lugares influenciados por el hombre en lugar de mostrar la naturaleza pura e impoluta.

¿Qué te motivó para hacer fotografías de paisajes?

Viví un año en Nueva Zelanda y pasé mucho tiempo al aire libre. Viniendo de un lugar tan poblado como Europa, fue descubrir lo que realmente era la naturaleza intacta y eso era lo que quería fotografiar al principio de mi carrera.

¿Por qué decidiste optar por la técnica de fotografía aérea?

Hay dos razones principales por las que elijo fotografiar desde el aire. La primera es que tienes mayor campo de visión, la altura permite una perspectiva de un sujeto que no es visible desde el suelo. En segundo lugar, me gusta el hecho de poder crear proximidad alejándome del sujeto. Es un contraste poderoso.

Me centro mucho en la fotografía aérea porque es una manera convincente de documentar las influencias de la presencia del hombre en la Tierra. Mi trabajo está muy guiado por la investigación y me gusta inspirar a la gente contando historias a través de la fotografía aérea.

Tus fotografías están caracterizadas por una estética única, haciéndonos ver partes del mundo de una manera que no habíamos hecho nunca. ¿Cómo consigues esto?

Trato de mostrar paisajes destructivos de una manera hermosa. Sobre todo, hago fotografías apuntando directamente hacia abajo, sin perspectiva en la imagen. De esta manera, el paisaje aparece abstracto y plano como un cuadro.

¿En qué te inspiras a la hora de hacer fotografías?

Un buen diseño gráfico y pinturas clásicas expresionistas son dos cosas que me gusta mirar.

Uno de los objetivos de tu trabajo es mostrar el impacto del hombre en el paisaje. ¿Cómo consigues expresar esto en tus fotografías?

Documentando los ejemplos más evidentes de la relación entre el hombre y la naturaleza. Los paisajes que fotografío son consecuencias de nuestro consumo colectivo. Por tanto, todos tenemos una conexión con esos lugares. Uso la belleza en mi trabajo como punto de salida para contar historias sobre temas ecológicos. Pienso que el hecho de mirar algo bello atrae a un público mayor que si solo me centro en las partes más desagradables. De esta manera, la gente empieza a construir una relación con la imagen y, cuando leen la historia detrás de la fotografía, empiezan a entender el paisaje en relación con el ser humano y la naturaleza.

¿Por qué crees que es importante dar relevancia a temas como el cambio climático en tu trabajo?

No lo haría si no viese que mi trabajo tuviese algún tipo de trascendencia. Hay tanto contenido fuera y crece cada minuto. Si yo puedo añadir algo a esta enorme piscina de datos visuales, me gustaría que contase con una estética única e informativa.

The Two Degrees Celsius Series.
Por cortesía de White Paper By
The Two Degrees Celsius Series.

Los paisajes que has fotografiado van desde glaciares, desiertos, barreras de coral hasta campos de tulipanes. ¿Cómo logras mostrarlos de manera distinta pero siempre dándoles tu toque personal?

Creo que es el paisaje y la propia luz lo que representa un tema desde una perspectiva única. Hay ciertas reglas visuales que se pueden encontrar en mis fotografías. Mucho de mi trabajo está basado en normas artísticas como el contraste de color, la regla de los tercios o la construcción de patrones. Nuestra necesidad de querer ordenar todo de manera geométrica para regularlo y tener control sobre ello nos hace a todos, en cierto sentido, diseñadores creativos de nuestro paisaje.

Me veo a mí mismo como un periodista visual, encuadrando la producción creativa de nuestra sociedad. Hoy en día estoy haciendo, principalmente, proyectos de fotografía y cine y casi nada de proyectos independientes de diseño gráfico. Pero puedo aplicar mis habilidades como diseñador a mis propios productos. Diseñé y produje ambos de mis libros sobre fotografía aérea yo mismo.

¿Cómo llegas hasta los lugares que luego fotografías? ¿Cómo es el proceso de investigación?

Normalmente, hay mucha planificación y preparación en mi trabajo. Hago mucha investigación sobre los temas y trato de encontrar la ubicación perfecta. También necesito encontrar pilotos si no puedo utilizar un dron. Alrededor del 90% de mi tiempo lo empleo en planificar y puede que solo un 10% lo dedique a estar en la ubicación elegida, haciendo fotografías.

¿Cuál ha sido el lugar que hayas fotografiado que más te ha impactado?

En 2018 viajé a Groenlandia para documentar los efectos del calentamiento global en las placas de hielo del Ártico. Menos de dos grados centígrados por encima del nivel preindustrial. Este es el objetivo firmado por 197 países en el Acuerdo de París en 2015 para limitar el calentamiento global y evitar las catastróficas consecuencias del cambio climático. A nivel mundial, desde la era preindustrial hasta 1880 la temperatura media de la superficie ha subido un grado – la mitad del límite crítico ya ha sido alcanzado. El Ártico es el lugar de nuestro planeta que más rápido se calienta y nos da la primera indicación de cómo el cambio climático está afectando al ecosistema terrestre.

Cuando piensas en el Ártico, probablemente se te viene a la cabeza un paisaje infinito de hielo blanco. Pero, en realidad, la superficie de la placa de hielo del Ártico no es una superficie continua de hielo; es más como un queso suizo, cubierto de miles de ríos estacionales y lagos en la superficie por los que el agua de deshielo fluye por encima del hielo, entra en él y sigue fluyendo hasta el océano.

La placa de hielo de Groenlandia contiene suficiente agua para elevar el nivel del mar a nivel mundial en más de siete metros. Se espera que, para finales de este siglo, los niveles del mar crezcan más de 60 centímetros, con graves consecuencias para grandes partes de la población mundial. La serie ‘Dos Grados Centígrados’ muestra un lugar donde las consecuencias del calentamiento global ya son visibles hoy e ilustra que el calentamiento global no es solo algo de lo que hablen los políticos, sino que está ocurriendo delante de nuestros ojos.

¿Cómo es el proceso detrás de las cámaras cuando tomas una de tus fotografías y cuánto tiempo tardas en darle al botón para hacer la foto?

Depende mucho de la técnica que uso. Para hacer mis fotografías utilizo drones, alquilo helicópteros o avionetas. Cada método tiene sus propias dificultades y modo de abordarlo. Pero la técnica no es importante para mí, solo me importa el resultado.

¿Qué equipo usas?

Utilizo cámaras de medio formato y alta resolución con varias lentes. También cuido mucho mi trabajo de edición y utilizo monitores fotográficos especiales cuando miro mis fotos de manera digital.

¿Cómo ha afectado la pandemia a tu trabajo como fotógrafo aéreo?

2020 ha sido muy cambiante para todos. Para mí, como fotógrafo freelance que depende de viajar, es muy difícil planificar algo con antelación cuando las cosas cambian cada instante. Pero también me dio la oportunidad de trabajar en mi segundo libro, ‘Airports’. Durante el primer confinamiento en Alemania en 2020, documenté aviones aparcados en los aeropuertos más grandes de Alemania. Sin la pandemia nunca habría tenido esa oportunidad. En estos casos, tienes que ser flexible y buscar nuevas oportunidades que puedan surgir.

¿Cuáles son tus futuros proyectos?

Durante este año estaré en Estados Unidos para nuevos proyectos aéreos. También estoy trabajando en un nuevo libro. ¡Estad atentos!

Artículo publicado por Blanca Perelló Fernández en White Paper By

Las fotografías ganadoras del Wildlife Photographer Of The Year