Toño Pérez, chef del restaurante Atrio: "La historia no la han robado, han robado las botellas"

El pasado 27 de octubre, robaron 45 botellas exclusivas de vino de la bodega del restaurante dos Estrellas Michelín y hotel cinco estrellas.
|
El cocinero extremeño Toño Pérez, al ser premiado por la Academia Internacional de Gastronomía.
El cocinero extremeño Toño Pérez, al ser premiado por la Academia Internacional de Gastronomía.
Europa Press

Un robo millonario y de película que va mucho más allá del mero valor económico. La noche del 26 al 27 de octubre, Atrio, el prestigioso hotel cinco estrellas de Cáceres, fue el escenario del robo de 45 botellas exclusivas de vino.

Una pareja que se hospedaba en el hotel y que había cenado en su restaurante, de dos Estrellas Michelín liderado por su chef y propietario, Toño Pérez, engañó a un trabajador que estaba vigilando las cámaras para que les fuera a preparar una ensalada a la 01:00 de la madrugada porque decían tener hambre.

Mientras este se la preparaba, los ladrones rompieron las barreras de seguridad de la bodega, accedieron y robaron más de 40 botellas históricas. Las subieron a la habitación en bolsas y horas después las sacaron por la puerta principal sin que nadie se diera cuenta. Entre las unidades que robaron, se encontraba la joya de la corona del restaurante: una botella Château d’Yquem de 1806, cuyo precio ronda los 350.000 euros pero cuyo valor podría ser mucho mayor.

Un mes después, El HuffPost se ha desplazado al hotel Atrio en la nueva gama híbrida de Peugeot (Peugeot 308, 508 PSE y 3008 Hybrid4). Tras un confortable viaje en estos coches a Cáceres, degustar el menú del restaurante y hospedarse en el hotel, ha podido hablar con Toño Pérez, que resume el sentir de la casa 30 días después del robo.

“Ha sido muy emocional. Para nosotros es parte muy importante de la historia de Atrio”, explica el galardonado cocinero, que empieza a pasar página tras unos días muy duros tanto para él como para José Polo, propietario también de Atrio, y la plantilla de trabajadores: “Te duele porque había cosas muy históricas, especiales y emocionales que se han hecho a lo largo de 35 años, pero ya toca mirar hacia delante. Son 47 botellas, importantísimas, pero tenemos 50.000″

Los Peugeot 508 (plateado) y 308 (azul) en la puerta del hotel Atrio.
Los Peugeot 508 (plateado) y 308 (azul) en la puerta del hotel Atrio.
Samuel Fernandez

.

Deja claro que por mucho que roben la botella, que es de la época de Napoleón y que ha vivido, entre otra serie de acontecimientos históricos, las dos guerras mundiales, no pueden robar el vínculo que tiene con Atrio: “La historia no la han robado, han robado las botellas. Ese concepto es importante. La historia no la pueden robar, nos pertenece”.

Para homenajear a esa exclusiva botella han dejado su hueco vacío, tal y como han contado los propietarios en entrevistas a distintos medios de comunicación. El resto sí que han sido reemplazadas por otras.

El robo, además de para Atrio, también ha sido un golpe para la ciudad de Cáceres, tal y como se lo han hecho sentir a sus propietarios la población de la ciudad.

“Ha sido una cosa muy fina”

La investigación sigue su curso y el chef espera que dentro de un mes aproximadamente puede haber novedades. De momento sigue en manos de la policía científica, que está realizando un retrato robot de los ladrones, aunque Pérez es consciente de la dificultad de la investigación.

“Vienes aquí con una peluca, una mascarilla y unas gafas y quién eres, las cámaras sacan prácticamente un bulto identificable. Puedes venir con un pasaporte falso, una tarjeta de prepago y es imposible detectarlo porque registras un perfil y cobras la reserva. Ha sido una cosa muy fina y muy bien planeada”, afirma.

La bodega se encuentra actualmente cerrada y solo pueden entrar sumilleres de Atrio para evitar dejar huellas que puedan torpedear la investigación. Pero el cierre no es ni mucho menos definitivo, ya que Pérez avanza que sí que la volverán a abrir porque además están trabajando en un proyecto de ampliación de salón, biblioteca y bodega.

También destaca que no van a ampliar las medidas de seguridad porque hay cámaras suficientes y no pueden ir abriendo las maletas de las personas alojadas o poner un miembro de seguridad en cada sala o detrás de cada cliente. “En el hotel hay piezas de un millón de euro. ¿Qué quieres que haga? ¿Le pongo una pantalla para darles más seguridad? No, están para que las disfrutemos todos”.

A la espera de que se pueda encontrar a los autores del robo, Atrio sigue siendo un reclamo mundial para una ciudad como Cáceres que fue reconocida en 1986 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

1. El Celler de Can Roca (Girona)

Los 10 mejores restaurantes de alta cocina de España