POLÍTICA
16/10/2019 13:41 CEST | Actualizado 16/10/2019 16:12 CEST

Torra evita condenar la violencia: "No representará nunca al independentismo"

El presidente catalán transmite su apoyo a las cinco marchas soberanistas que han puesto rumbo a Barcelona

El presidente catalán, Quim Torra, junto al expresidente vasco Juan José Ibarretxe en la marcha independentista de Girona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha evitado este miércoles condenar la violencia. No obstante, ha dicho que no representa a independentismo, ni lo hará “nunca”. Torra se ha unido a una de las “marchas por la libertad” en protesta por la sentencia del Tribunal Supremo y ha dicho que apoya a las personas que están manifestándose “contra una sentencia farsa de un juicio farsa”.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y otros miembros del Ejecutivo, de la oposición e incluso Gabriel Rufián (ERC) han pedido a Torra que censure los actos violentos. Junts per Catalunya, el partido del expresidente Carles Puigdemont, sí la ha condenado, pero ha exigido investigar a las fuerzas policiales que están garantizando el orden público.

Las marchas, que arrancan desde cinco puntos -Girona, Vic, Berga, Tàrrega y Tarragona- cruzan Cataluña desde este miércoles con la intención de llegar a Barcelona el viernes, cuando está prevista una huelga general de corte “político” para protestar por la condena a los líderes independentistas.

El jefe del ejecutivo autonómico, quien ha garantizado el derecho a la manifestación y a las protestas “de manera cívica”, ha salido esta mañana del Palau de la Generalitat hacia Girona para sumarse en ella, en la C-63 -cortada al tráfico por la manifestación, a la altura de Sils (Girona)-

Allí, Torra, quien también eludió pronunciarse este martes cuando se producían graves enfrentamientos entre la policía y los activistas independentistas, se ha encontrado con el expresidente vasco Juan José Ibarrtxe.

A primera hora de este miércoles, el presidente catalán se ha reunido con el núcleo duro de su Ejecutivo: el vicepresidente Pere Aragonès, la consejera de Presidencia y portavoz, Meritxell Budó, y el consejero de Interior, Miquel Buch, quien comparecerá en la tarde de este miércoles, para abordar los disturbios.

Centenares de personas ya se habían unido esta mañana a las marchas. Se trata de una iniciativa de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que quiere convertirlas en una “respuesta de país” a las condenas tras el juicio del procés.

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, se incorporará a la de Tarragona, mientras que la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, se sumará a la de Girona.

Las carreteras cortadas por las marchas

Según el Servicio Catalán de Tránsito, las marchas rumbo a Barcelona han cortado seis tramos en sentido hacia la capital catalana: la A-2 en Cervera y Riudellots de la Selva, la AP-7 en Aiguaviva, la C-16 y 17 en Puig-Reig y Centelles, y la Nacional 340.

Los disturbios sacuden Cataluña

Las protestas contra la sentencia del procés vividas durante la noche de este martes y la madrugada de este miércoles en Cataluña, han dejado 125 heridos, según el Sistema de Emergencias Médicas (SEM). Del total, 18 han sido trasladados a hospitales, aunque ninguno de ellos reviste gravedad.

Los disturbios en los que Policía Nacional y Mossos han trabajado juntos para garantizar el orden público han dejado 72 agentes heridos y 51 manifestantes detenidos, según ha informado el Gobierno.

Algunos agentes han terminado con “fracturas y lesiones de consideración”. Además, cuatro furgonetas de los Mossos han quedado inutilizadas. El pasado lunes, el día en que el Supremo hizo pública la condena a los dirigentes independentistas, la plataforma Tsunami Democràtic, hizo un llamamiento para ocupar el Aeropuerto de El Prat al que respondieron miles de personas que colapsaron la terminal 1 y provocaron cargas policiales.

Photo gallery Sánchez se reúne con Casado por la situación en Cataluña See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD