INTERNACIONAL
03/10/2018 13:29 CEST | Actualizado 03/10/2018 13:31 CEST

Tras Hungría y Polonia, la UE examina con lupa a Rumanía

Bruselas advierte de que tomará medidas si no se escuchan sus recomendaciones sobre el Estado de derecho.

REUTERS
La primera ministra de Rumanía, Viorica Dancila.

El pleno del Parlamento Europeo ha mantenido este miércoles un debate sobre la situación del Estado de derecho en Rumanía en el que los líderes de los distintos grupos políticos han hecho un llamamiento al Gobierno socialdemócrata del país para que dé marcha atrás en su polémica reforma judicial y tome medidas para luchar contra la corrupción.

"No podemos entender los cambios propuestos por el Gobierno rumano, que están poniendo en peligro el equilibrio de poderes y la independencia de la justicia", ha asegurado el eurodiputado popular Esteban González Pons, cuyo grupo ha pedido al Ejecutivo del país que escuche "la voz del pueblo rumano" ya que quiere "un futuro mejor para su país", a la vez que ha alertado sobre las reformas: "van en contra de los valores europeos".

El vicepresidente del grupo socialdemócrata en la Eurocámara, Josef Weidenholzer, al que pertenece el partido gubernamental, también ha mostrado "preocupación" por las "noticias que llegan de Rumanía" y ha asegurado que "quiere ver al país dar un giro positivo" ya que "tiene un enorme potencial" pero solo si defiende el modelo de la democracia liberal.

La situación actual

Por su parte, el líder de los liberales europeos, Guy Verhofstadt, ha señalado a la corrupción y unos servicios secretos "fuera de control" como dos de los principales problemas del país. "La lucha contra la corrupción debe ser fortalecida y el poder turbio de este nuevo y a la vez viejo 'Securitate' (la policía secreta durante la etapa socialista) debe acabar, una cosa no contradice a la otra", ha dicho.

El problema de la corrupción también ha centrado la intervención de la presidenta de los Verdes/ALE, Ska Keller, quien ha señalado que con la reforma del Código Penal que propone el Gobierno rumano, se legaliza "de facto" la corrupción al permitir a los políticos "abusen de su poder en favor de su partido", a la vez que permitirá a los criminales "huir con el dinero robado".

En ese sentido, la eurodiputada del grupo de la Izquierda Unitaria (GUE), Barbara Spinelli, ha insistido en que la lucha contra la corrupción y por un sistema judicial libre e independiente es "crucial para el Estado de derecho" en Rumanía.

En busca de un diálogo "constructivo"

La primera ministra rumana, Viorica Dancila, quien ha participado en el debate de la Eurocámara, ha defendido la labor del Gobierno, que fue "apoyado de manera mayoritaria" por la ciudadanía, ha dicho, a la vez que ha recordado que la polémica reforma judicial fue propuesta por el parlamento rumano y no el Ejecutivo, "al que muchos apuntan con el dedo".

Asimismo, ha ofrecido a la Comisión Europea así como al Consejo de Europa "un diálogo justo y constructivo", y ha asegurado que su Gobierno "tendrá en cuenta" la opinión de la comisión de Venecia de esta institución, que el próximo mes publicará una serie de recomendaciones para el país.

Por otro lado, Dancila ha alertado de la proliferación de "bulos" y ha alertado de que "no hemos escuchado nada acerca de la violación de derechos humanos en los protocolos secretos" de colaboración entre los servicios de Inteligencia y el departamento Anticorrupción. "Millones de rumanos han sido vigilados por parte de los servicios secretos en nombre y en defensa de la idea de anticorrupción", ha denunciado.

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, ha recordado que el Ejecutivo comunitario "no dudará" en llevar el caso ante el Tribunal de Justicia de la UE si así lo requiere la situación, aunque se ha mostrado confiado en que el Gobierno pueda dar marcha atrás ya que la reforma judicial todavía no ha sido aprobada.

"Si la Comisión ha de ser severa en su evaluación lo va a ser, si tenemos que utilizar otros instrumentos lo vamos a hacer, no es una amenaza, somos guardianes de los Tratados de la UE y tenemos que asumir este papel muy enserio", ha dicho Timmermans.