NOTICIAS
22/06/2020 13:26 CEST | Actualizado 23/06/2020 15:53 CEST

Cuatro comarcas aragonesas retroceden a fase 2 por un rebrote de COVID-19

Los brotes evidencian los riesgos de una transmisión comunitaria.

Ya son cuatro las comarcas aragonesas que han retrocedido a fase 2 por el rebrote del coronavirus. Este lunes el Gobierno de Aragón anunció el paso atrás de la Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca en Huesca (con una población cercana a los 67.500 habitantes), mientras que hoy martes se ha confirmado idéntica decisión con la de Bajo Aragón-Caspe (Zaragoza), que acoge a unos 14.500 vecinos. En total, alrededor de 80.000 personas en la comunidad han dejado la “nueva normalidad” pocas horas después de estrenarla.

Este cambio provocará que se vuelvan a establecer limitaciones en estos territorios como un aforo del 50% en la hostelería, la prohibición de usar las barras de los bares o una ocupación máxima de un tercio de la capacidad de las piscinas.

Además, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha recomendado en rueda de prensa a los vecinos de las tres comarcas que limiten sus desplazamientos al exterior, así como al resto de la población que evite visitar la zona.

“No estamos en situación de limitar la movilidad. Si las condiciones epidemiológicas exigieran que tuviéramos que tomar medidas más drásticas, nos dirigiríamos al Estado, que tomaría medidas más oportunas”, ha aclarado Repollés.

“En vías de ser controlado”

La titular de Sanidad ha explicado que la situación epidemiológica “no es preocupante en términos de gravedad del sistema sanitario”, a pesar de que han identificado una “transmisión comunitaria” del virus en las comarcas.

El ministro Salvador Illa ha explicado, en declaraciones a la Cadena Ser, que este brote se detectó precozmente y se actuó con “mucha contundencia”. Por ello, ha señalado que se está haciendo un seguimiento “muy especial” de este caso, que el que más preocupa a las autoridades aunque “está en vías de ser controlado”, como ya lo está el resto de brotes activos en toda España, once en total, ha matizado Illa.

Aragón detectó el domingo un total de 33 casos nuevos de coronavirus en la comunidad, de los cuales 25 corresponden a la provincia de Huesca, donde se ubican las tres comarcas que retroceden de fase.

Salud Pública decretó este sábado, 20 de junio, la suspensión temporal de la actividad de una empresa hortofrutícola de la comarca del Bajo Cinca oscense, donde se registró un brote de 8 casos y donde este domingo se realizaron un total de 178 pruebas a trabajadores de la compañía.

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha advertido que en los próximos días este balance podría aumentar como consecuencia de un incremento de los test de diagnóstico realizados en la zona, que ascienden a más de 200.

Además del brote asociado a la empresa hortofrutícola de Zaidín, se están investigando otras apariciones en Binéfar, Fraga y alrededores, así como un “brote familiar” en Monzón. “Esto nos sugiere que podemos tener transmisión comunitaria, por lo que es necesario adoptar medidas y contenerla”, ha subrayado Falo.

“Este brote es cuantitativa y cualitativamente muy importante porque si no lo abordamos tenemos el riesgo de perder el control de la transmisión comunitaria en un territorio”, ha insistido Falo.

Sin embargo, el director de Salud Pública ha calificado los casos como “leves”, ya que la mayor parte de los contagios corresponden con personas jóvenes o asintomáticas que no han precisado hospitalización.

Este brote es cuantitativa y cualitativamente muy importante porque si no lo abordamos tenemos el riesgo de perder el control de la transmisión comunitaria en un territorio

Falo ha recordado que el brote está vinculado a la “actividad de recogida de fruta y de transformación” de los alimentos en la industria, aunque no ha aclarado si su origen se ha producido en una empresa concreta.

En ese sentido, ha defendido la importancia de chequear a los trabajadores de las compañías del sector para poder “identificar todos los posibles casos y contactos”. 

Crece el brote en Murcia importado desde Bolivia

El Servicio de Epidemiología de la Consejería murciana de Salud ha detectado que 16 personas relacionadas con un caso que viajó desde Bolivia han resultados positivas por PCR en Murcia y Cartagena, lo que suponen cinco casos más respecto a los comunicados en el día de ayer. 

Además, se han puesto en cuarentena a cerca de 60 contactos estrechos, mientras que los casos positivos se encuentran en aislamiento. Tanto los contactos como los contagiados están siendo seguidos por los médicos de atención primaria y del Servicio de Epidemiología, por lo que se les está controlando tanto desde el punto de vista tanto epidemiológico como sanitario, explica la consejería regional.

La propia consejería ha concluido que los primeros contagios se detectaron el 17 de junio y que los casos fueron declarados al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias al proceder el avión de Bolivia y por la posible implicación de otros pasajeros.

Photo gallery Qué opina la prensa internacional de la gestión de España durante el coronavirus See Gallery