El truco japonés para envolver regalos sin celo

Querrás ponerlo en práctica.

No hace falta tener celo a mano para envolver un regalo y que quede bien. Lo que hace falta es papel, tijeras y un poco de maña.

Se ve bien en este vídeo de YouTube que muestra la técnica japonesa para hacer paquetes sin cinta adhesiva ni lazos. Vale para regalos de forma cuadrada o rectangular y para pajes reales con tiempo y paciencia.

1. Lo primero que hay que hacer es calcular el papel que se necesita.

2. A continuación enfrentar una de las equinas superiores con la inferior contraria y cortar justo por debajo.

De esta forma se calcula la cantidad de papel que se usará.

3. Se coloca el regalo en sentido diagonal y se cubre completamente (esquinas incluidas) con el papel. Esa parte luego no se tocará.

4. Ahora empieza lo bueno. Lo que hay que hacer es cubrir el regalo con el papel de esta forma. (Es el lado contrario al usado antes).

5. Se ajusta bien y se dobla la esquina. Después se mete el papel hacia dentro con ayuda del dedo índice y se cubre el regalo por un lateral.

6. Toca repetir la operación por el otro lado.

7. Ya está todo cubierto. Con una mano hay que sostener el papel por la parte superior del regalo y con el dedo índice de la otra mano marcar las aristas del papel.

8. Ahora se dobla la parte sobrante de arriba (la que aún no se ha usado) como si fuese un sobre cubriendo la parte superior del paquete.

9. Lo último ya es cerrarlo y para ello que doblar la esquina superior hacia dentro, introduciéndola por el hueco que queda.

Ya estaría listo para regalar.

Cómo envolver un libro: ideas