INTERNACIONAL
27/11/2020 08:23 CET | Actualizado 27/11/2020 17:48 CET

Trump admite que dejará la Casa Blanca si no le queda otra, pero antes "van a pasar muchas cosas"

Sigue empeñado en lo del "fraude masivo", pero de momento no ha podido mostrar ni una sola prueba.

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, ha admitido este jueves que “va a ser muy difícil” reconocer su derrota en las pasadas elecciones presidenciales frente al electo demócrata Joe Biden, y ha insistido en que si las autoridades confirman los resultados actuales “habrán cometido un error”.

No obstante, ha dado en parte su brazo a torcer, reconociendo que, pese a esta situación, dejará “con seguridad” la Casa Blanca una vez los resultados se hagan oficiales. Es decir, cuando el Colegio electoral vote el próximo 14 de diciembre y confirme la victoria de Biden.

Lo que no ha aclarado Trump es si asistirá a la toma de posesión de Biden el próximo 20 de enero. 

Con motivo de la fiesta de Acción de Gracias, en su primera comparecencia ante la prensa respondiendo preguntas de los periodistas después de departir por videoconferencia con las tropas estadounidenses en el extranjero, Trump no ha dejado pasar la oportunidad para seguir insistiendo en que el ganador de las presidenciales del 3 de noviembre fue él y que se impuso además por una “tremenda” mayoría de votos, aunque los últimos sondeos que manejan los medios estadounidenses le otorgan a Biden unos 80 millones de votos, casi siete millones más de los que habría obtenido el magnate republicano.

Creo que van a pasar un montón de cosas hasta el 20 de enero. Un montón de cosas. Se ha descubierto un fraude masivo. Somos como un país del tercer mundoDonald Trump

Así, Trump ha argumentado que la dificultad que le supone admitir los resultados radica en el hecho de que “hubo un fraude masivo” y si bien volvió a no aportar pruebas de ello, una vez más, como viene haciendo desde los últimos días, ha anunciado que en las próximas semanas se probarán “cosas que suceden” que serán “impactantes para la gente”.

“Creo que van a pasar un montón de cosas hasta el 20 de enero. Un montón de cosas. Se ha descubierto un fraude masivo. Somos como un país del tercer mundo”, ha insistido el republicano, sin ofrecer una sola prueba del amaño que denuncia.

En poco más de media hora con los periodistas, Trump también ha tenido tiempo para anunciar que “probablemente” el sábado viajará al estado de Georgia, donde podría participar en algún tipo de mitin político para apoyar las dos candidaturas republicanas en juego en la segunda vuelta electoral para el Senado.

Contradiciendo a las autoridades sanitarias

Antes de su breve diálogo con algunos periodistas, Trump ha comparecido en los jardines de la Casa Blanca para dar el anual discurso por Acción de Gracias, en donde ha señalado que la decisión de los estadounidenses de reunirse con sus seres queridos supone un acto de “fe” y “patriotismo” con los que se celebrar “los gozos de la libertad”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos pidieron hace unos días a la población que descartase sus tradicionales visitas familiares por el Día de Acción de Gracias, debido a la situación de la pandemia del coronavirus, que en las últimas dos semanas ha dejado más dos millones de casos en todo el país.

[En plena pandemia] Animo a todos los estadounidenses a que se reúnan, en hogares y lugares de cultoDonald Trump

No obstante, para Trump, “al reunirnos con nuestros seres queridos, decidimos con fe y patriotismo constantes celebrar los gozos de la libertad y apreciar la esperanza y la paz de un futuro mejor por delante”.

“Animo a todos los estadounidenses a que se reúnan, en hogares y lugares de culto, para ofrecer una oración de agradecimiento a Dios por nuestras muchas bendiciones”, ha dicho.

Además de los expertos médicos, el presidente electo, Joe Biden, también pidió este miércoles un esfuerzo más a la población estadounidense y les animó a encarar estas festividades de un modo distinto a las anteriores, pues aunque “el país está cansado de luchar”, la “guerra” contra el virus continúa.

“Estamos en guerra con el virus, no entre nosotros. Este es el momento en el que tenemos que mostrarnos firmes, redoblar nuestras fuerzas y volver a comprometernos con la lucha”, dijo Biden desde la ciudad de Wilmington, en el estado de Delaware.

Más de 12,8 millones de personas han contraído la enfermedad en Estados Unidos, según datos de la Universidad Johns Hopkins, que cifra los fallecidos en más de 263.400, las cifras más altas del mundo.

Consulta aquí toda la información sobre las elecciones de EEUU

Photo gallery Caras de tristeza de los seguidores de Trump See Gallery

NUEVOS TIEMPOS