INTERNACIONAL
13/02/2021 10:23 CET

Trump azuzó a los asaltantes contra Pence pese a saber que querían ejecutarlo

Las grabaciones de seguridad que han salido a la luz demuestran que Trump puso en peligro la vida de su vicepresidente a propósito.

SENATE TELEVISION VIA ASSOCIATED PRESS
Imagen de las cámaras de seguridad en la que se ve al vicepresidente Mike Pence siendo evacuado durante el asalto al Capitolio, el 6 de enero.

El entonces presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, publicó un tuit atacando a su propio vicepresidente por no tener “el coraje” para quitarle la victoria electoral a Joe Biden y dársela a él. Como era de esperar, sus palabras solo sirvieron para empoderar aún más a quienes estaban asaltando el Capitolio. Lo que se acaba de descubrir es que Trump publicó el tuit minutos después de saber la vida de su vicepresidente corría peligro y que lo estaban evacuando del Capitolio.

El senador republicano Tommy Tuberville ha declarado que Trump se intentó poner en contacto con Pence el día del asalto para ordenarle que retrasara la certificación del resultado electoral, pero que no pudo hablar con él porque lo estaban evacuando.

“Trump no pudo decir mucho porque le dije: ‘Señor presidente, acaban de llevarse al vicepresidente. Tengo que colgar’”, explica Tuberville. 

Según se puede ver en las grabaciones de seguridad, Pence estaba siendo evacuado a las 14:14, durante la invasión de los asaltantes. Por lo tanto, cuando Trump lo llamó cobarde por Twitter a las 14:24, ya sabía perfectamente que la vida del expresidente corría peligro.

“Mike Pence no ha tenido el coraje de hacer lo que había que hacer para proteger nuestro país y nuestra Constitución”, escribió Trump.

En los vídeos que han presentado los demócratas como prueba en el impeachment, se puede ver que los asaltantes estaban al tanto de ese tuit de Trump. Afuera ya habían erigido una horca, y dentro, varios grupos de asaltantes coreaban “colgad a Mike Pence”, dejando claro que no habían venido a dialogar.

Hasta ahora, no se conocía la hora exacta del rescate de Pence, por lo que no se podía asegurar que Trump fuera consciente del peligro que corría su vicepresidente en el momento en el que publicó su tuit. Jason Miller, portavoz del expresidente, no ha querido hacer declaraciones para la edición estadounidense del HuffPost. 

Miller, sus abogados y otros fanáticos de Trump llevan un mes asegurando que el expresidente no tuvo nada que ver con el asalto al Capitolio y que no había forma de saber que los asaltantes recurrirían a la violencia.

CQ-Roll Call, Inc via Getty Images
La Policía y los guardaespaldas tuvieron que bloquear la puerta del Senado con barricadas para evitar que los asaltantes entraran con armas de fuego el 6 de enero.

Los demócratas que ejercen la acusación en el impeachment pasaron horas en la segunda sesión exponiendo pruebas de que Trump lleva meses enardeciendo a sus seguidores con falsas acusaciones de fraude electoral y que, tras su derrota el 3 de noviembre por 7 millones de votos, adoptó un discurso más agresivo para pedirles a sus seguidores que lucharan duro para salvar a su país.

Solamente seis senadores republicanos votaron con los demócratas para declarar legítimo el impeachment a Trump, pero para vetarle de por vida en cualquier cargo público se necesita una mayoría de dos tercios (67 senadores) que no se prevé alcanzar.

Hillary Clinton, exsecretaria de Estado y rival demócrata de Trump en 2016, ha explicado en un tuit el único motivo por el que Trump se va a librar, pese a todas las pruebas de su culpabilidad:

“Si los senadores republicanos no votan a favor de condenar a Donald Trump, no será porque los hechos estén de su lado ni porque sus abogados hayan armado una defensa competente. Será porque las personas que conspiraron con él están en el jurado”.

 

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Donald Trump haciendo de Trump See Gallery