INTERNACIONAL
05/11/2020 10:44 CET

Trump ha sacado más votos que en 2016, incluso en las zonas más golpeadas por la pandemia

El coronavirus no es importante para sus simpatizantes: lo han votado seis millones de personas más que hace cuatro años.

REUTERS/Carlos Barria
Una simpatizante de Trump, con una mascarilla con su rostro en Florida, EEUU, el 2 de noviembre.

Más de 230.000 personas han muerto en Estados Unidos, un país cuyo presidente, Donald Trump, no reconoce el peligro del coronavirus y desdeña el consejo de los científicos. La mala gestión de Trump en la pandemia era el gran argumento de Joe Biden para derrotar al presidente. Y todo apunta a que los demócratas van a ganar, pero la derrota del republicano no está siendo la esperada. 

Casi 67 millones de personas han votado a Donald Trump, prácticamente 6 millones más de las que le votaron hace cuatro años. Aunque Joe Biden se ha convertido ya en el candidato más votado de la historia de Estados Unidos, con 72 millones de votos de momento, no dejan de sorprender las buenas cifras de Trump. 

La participación ha sido récord este año, pero la gente no ha salido en masa a votar al demócrata, como se pensó en un principio, sino que han demostrado ser una sociedad completamente dividida. 

El coronavirus no sólo no ha hecho mella entre la fiel base de entusiastas de Trump, sino que además el candidato republicano ha mejorado sus cifras en condados con una alta tasa de mortalidad por covid, según un análisis de Reuters

Del 50 al 54% de los apoyos

El informe, en el que se incluyen resultados de 139 condados de 19 estados diferentes, concluye que Trump obtuvo un 4% más de votos ―pasando del 50,1% en 2016 al 54,1% en 2020― en las zonas más golpeadas por la pandemia.

Trump también ha logrado la mayoría de las papeletas en los estados con más mortalidad, incluidos Florida y Texas. En Florida, donde han muerto 16.921 personas por coronavirus (79 por cada 100.000 habitantes), todavía no es obligatorio el uso de mascarillas, porque su gobernador, el republicano Ron DeSantis, muy cercano a Trump, no lo ve necesario. En Texas han muerto ya 18.771 personas de coronavirus, 63 por cada 100.000 habitantes.

Probablemente no sea casual. Muchos simpatizantes del presidente no llevan mascarilla y creen que el coronavirus no es tan grave, tal y como se ha empeñado en señalar la Administración Trump. 

Incluso después de contagiarse y de pasar por el hospital, Donald Trump aseguró que el virus no era más letal que la gripe, y siguió enzarzándose con el principal epidemiólogo del país, Anthony Fauci, por los datos epidemiológicos, y con el candidato demócrata, Joe Biden, por llevar mascarilla.

El candidato republicano siguió celebrando sus mítines de campaña como si no hubiera pandemia. Según un estudio de la Universidad de Stanford, en esos actos de campaña se generaron hasta 30.000 casos más de covid

Consulta aquí toda la información sobre las elecciones de EEUU

Photo gallery Las elecciones de EEUU contadas en maravillosos tuits See Gallery

TERRITORIO PARADORES