INTERNACIONAL
17/10/2019 10:06 CEST

Trump pide a Erdogan en una carta que no sea ni un tipo duro ni un tonto

El presidente turco se verá hoy con el vicepresidente y el secretario de Estado de EEUU para negociar un alto el fuego con los kurdos

Posiblemente sea la carta diplomática más delirante de la historia. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha escrito a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, pidiéndole que no sea ni un “tipo duro” ni un “tonto” en la ofensiva lanzada por Ankara contra los kurdos en el norte de Siria

“La historia lo verá de forma favorable si hace esto bien y de forma humana. Lo verá por siempre como el demonio si no pasan cosas buenas. No sea un tipo duro. ¡No sea tonto!”, escribió Trump en la misiva, difundida por una periodista de la cadena de televisión Fox News en Twitter.

En el texto, el mandatario estadounidense propone al turco trabajar para conseguir un “buen trato” sobre Siria: “Usted no quiere ser responsable de la matanza de miles de personas, y no quiere ser responsable de la destrucción de la economía turca -y lo haré-”. “Ya le di una pequeña muestra en lo que respecta al pastor Brunson”, apuntó Trump, recordando el caso de un evangélico que fue arrestado en Izmir y que causó un choque bilateral entre los dos estados. 

Hace dos días, el Gobierno de EEUU cumplió con esa amenaza y sancionó a tres ministros del Ejecutivo turco, además de anunciar una subida de los aranceles contra el acero turco hasta el 50% y de cerrar las puertas a un posible acuerdo comercial entre ambos países, como represalia por la ofensiva de Turquía en Siria.

En el pasado, Washington ya había impuesto sanciones a Ankara por el arresto del pastor estadounidense Andrew Brunson, que fueron levantadas tras su liberación.

En la carta, Trump señaló que el comandante de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), Mazlum Abdi, cuya organización es una alianza armada liderada por milicias kurdo-sirias, estaba dispuesto a negociar con Erdogan.

Abdi “está dispuesto a hacer concesiones que nunca hicieron en el pasado”, indicó Trump, que agregó que adjuntaba “de forma confidencial” una copia de una carta que el comandante kurdo-sirio le había mandado.

El presidente estadounidense concluyó su misiva a Erdogan con un “lo llamaré más tarde”.

ASSOCIATED PRESS
Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan, reunidos el pasado junio durante el G-20 en Osaka, Japón. 

“No es mi problema”

Y lo que hizo más tarde, que sepamos, fue comparecer en una rueda de prensa y hablar de nuevo sobre la guerra. Trump se desmarcó de la ofensiva, al afirmar que no es su problema que Turquía haya entrado en el país árabe, lo que se contradice con los esfuerzos de EEUU para lograr un alto el fuego.

“Si Turquía entra en Siria es entre Turquía y Siria. No es nuestro problema”, dijo Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca, donde hoy recibió a su homólogo italiano, Sergio Mattarella.

En ese sentido, el mandatario defendió la retirada de las tropas de EEUU del territorio sirio: “No somos un agente policial. Ya es hora de que nos vayamos a casa”, subrayó.

Justo hoy, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, se reunirán en Ankara con el presidente turco para negociar un posible alto el fuego en la ofensiva turca contra milicias kurdas en el noreste de Siria. Erdogan rechazó ayer en un primer momento reunirse con Pence y Pompeo, indicando que solo hablaría con Trump, pero poco después rectificó y los emplazó a una reunión el jueves.

Turquía lanzó una ofensiva contra las FSD el pasado 9 de octubre, días después de que la Casa Blanca anunciara el repliegue de sus soldados del territorio sirio. El anuncio de EEUU se produjo tras una llamada entre Trump y Erdogan.

Photo gallery Ofensiva de Turquía contra las fuerzas kurdas en Siria See Gallery