INTERNACIONAL
22/01/2021 07:10 CET

Trump se plantea crear el Partido Patriota para vengarse de su partido

El expresidente siente que los republicanos le han dado la espalda tras el asalto al Capitolio.

AFP via Getty Images
Donald Trump

El ya expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se está planteando crear su propio partido político cuando abandone el cargo, según informa The Wall Street Journal.

No se sabe hasta qué punto irá en serio con el proyecto o si se llegará a realizar, pero, al parecer, Trump ya ha elegido un nombre: el Partido Patriota.

La idea surge por la creciente indignación de Donald Trump con los demás líderes de su partido, que siente que le han dado la espalda tras el asalto al Capitolio. 

Incluso el líder republicano de la mayoría del Senado, Mitch McConell, que siempre ha estado de su lado, le ha criticado por incitar a la insurrección.

“[Las masas] fueron provocadas por el presidente y por otras personas poderosas, y lo que intentaron fue utilizar el miedo y la violencia para detener un proceso específico del gobierno federal que no les gustaba”, declaró McConnell este martes desde su escaño en el Senado.

Las masas fueron provocadas por el presidenteMitch McConnell, líder republicano en el Senado
 

El líder de la minoría republicana del Congreso, Kevin McCarthy, uno de los mayores aliados de Trump, colaboró con Trump en sus esfuerzos por bloquear la certificación del resultado electoral, que daba la victoria a Joe Biden. Sin embargo, Trump está enfadado con él por haber dicho que “el presidente tiene parte de la culpa” del asalto al Capitolio y por plantear una censura oficial (una medida más dura que una reprimenda, pero más leve que el impeachment).

Tampoco Mike Pence, su vicepresidente durante los cuatro últimos años, se escapa de sus ataques. En las horas previas al asalto al Capitolio, Trump lo llamó nenaza por negarse a impedir la certificación de la victoria de Biden. Y, durante el asalto, Trump se negó a autorizar el despliegue de refuerzos policiales para despejar el Capitolio, pese a que Pence estaba atrapado en el edificio con asaltantes que amenazaban con asesinarlo. 

La venganza definitiva

Pero, sobre todo, Trump está muy enfadado con los 10 congresistas republicanos que votaron con los demócratas a favor de su impeachment el pasado 13 de enero.

Empezar su propio partido político sería la venganza definitiva contra el Partido Republicano, ya que les robaría buena parte de sus electores, pero es un movimiento muy arriesgado para la derecha del país, ya que dividiría el voto y les daría ventaja a los candidatos demócratas.

¡Es una gran idea! ¡Hazlo!”, “Sigo pensando que se acabará llamando el Partido de Trump” o “Si lo hace, la derecha perderá prácticamente todas las votaciones que estén reñidas” son algunos de los comentarios que han empezado a circular en Twitter al conocerse esta información.

“Os digo adiós. Pero volveré de alguna manera”

Sin decirlo claramente, Trump sí dejó caer algo durante su despedida al abandonar la Casa Blanca este miércoles. “Os digo adiós. Volveré de alguna manera”, lanzó el magnate al pequeño grupo se seguidores reunido en la base de Andrews antes de coger por última vez el Air Force One. “Te queremos”, “gracias Trump”, le gritaba mientras la gente.

“Tened una buena vida, nos veremos pronto”, concluyó Donald Trump. El martes, en su mensaje de despedida a la nación, sugirió algo similar: “El movimiento que iniciamos está sólo en el principio”.

Pese a que Trump deja el puesto con el menor índice de aprobación de toda la legislatura (un 34%), el ya exmandatario es muy consciente de que en noviembre le votaron 74 millones de personas. La duda es cuántas de esas personas votaron al Partido Republicano y cuántas al Partido de Trump.

Este artículo ha sido publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido y adaptado del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Caras de tristeza de los seguidores de Trump See Gallery

NUEVOS TIEMPOS