El TSJC confirma el procesamiento de Laura Borràs y rechaza su petición de juzgarla por jurado

Por presuntamente otorgar a dedo contratos cuando dirigía la Institución de las Letras Catalanas (ILC).
|
Laura Borràs, en un acto reciente
Laura Borràs, en un acto reciente
Europa Press News via Getty Images

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha confirmado el procesamiento de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, y ha rechazado su petición de ser juzgada por un jurado por presuntamente fraccionar 18 contratos para poder otorgarlos a dedo cuando dirigía la Institución de las Letras Catalanas (ILC).

En un auto, consultado este lunes por Europa Press, el TSJC descarta que la juzgue un tribunal popular porque la Fiscalía no la acusa finalmente de los delitos de malversación y fraude, los que citaba Borràs para justificar su petición. El Ministerio Público solamente le atribuye los presuntos delitos de prevaricación y falsedad documental.

La Sala también inadmite la recusación del magistrado instructor, Carlos Ramos, reclamada por el abogado de Borràs, Gonzalo Boye, porque es “un abuso de derecho y un fraude procesal” dirigido a apartar al juez predeterminado por la ley y a dilatar la tramitación para retrasar la apertura del juicio oral.

De momento, Borràs ha dejado clara su intención de no dimitir ni “dar un paso al lado”, ya que defiende haber actuado correctamente, una labor de la que se siente “orgullosa”, como apuntó en una intervención reciente.

Para ERC “la prevaricación en corrupción”

Desde ERC, cabeza del gobierno en Cataluña que tiene junto a Junts (partido de Borràs), apuntan que “la prevaricación es corrupción” y por ello, la situación de la presidental del Parlament “no cambia”. Así se ha manifestado la portavoz de los republicanos, Marta Vilalta, que ha querido enfatizar que la definición del delito de prevaricación “es la que es y no la ha inventado ERC, es un delito que está considerado como corrupción”.

Ha indicado, en este sentido, que los partidos tienen que ser “muy ejemplares” en sus actuaciones, y “no perjudicar al proyecto independentista, y menos aún a las instituciones. Hemos sido muy claros y nos reafirmamos en lo dicho, puesto que Laura Borràs no sólo es dirigente de un partido sino que es la presidenta del Parlament”, ha recordado la portavoz de ERC.