Cómo cuidar la flor de Pascua para que esté perfecta durante todas las navidades

Dónde colocarla, cada cuánto regalarla y qué temperatura tiene que hacer en la casa.

Casas, tiendas, oficinas o edificios públicos se llenan estos días de lustrosas y llamativas flores de Pascua —también llamadas Poinsettias—, la planta por excelencia de la Navidad.

Sus colores verdes y rojos —o blancos— y su forma estrellada —como si fuera la estrella de la Navidad— la han convertido, junto al árbol y el Belén, en uno de los elementos decorativos imprescindibles de esta época.

Getty Images

Pero, según van pasando los días, según avanza el calendario navideño, algunas de estas plantas van perdiendo su lustre, sus hojas rojas y su vigor.

“La duración de la planta depende de cómo se ha cultivado, el tiempo que se la ha dejado crecer, el volumen y el número de tallos”, asegura Víctor Munera, de Flores El Calé. Aunque también avisa de que os cuidados de casa son fundamentales si queremos conservarla bonita durante más tiempo. E incluso que vuelva a renacer el año que viene.

Estas son sus recomendaciones:

Es una planta de interior

La flor de Pascua es una planta de interior, así que ese es su sitio. “Aunque también sobrevive en exteriores, pero tienen que ser sitios cubiertos que la aíslen de las lluvias y los vientos”, aclara el especialista.

Necesita muy poca agua

Getty Images

Su tierra siempre tiene que estar seca, así que no es necesario regalarla con frecuencia. Con una vez cada dos semanas es suficiente, porque si se riega en exceso se daña mucho. “Además, necesita cinco veces menos de agua que una planta normal. Con una taza de café tendría más que suficiente”.

Siempre con luz

Eso es evidente, como todas las plantas, necesita luz. Cuanta más, mejor.

Ambiente cálido

Entre 15º y 20º sería la temperatura perfecta, aunque “aguanta bien los cambios”. No se morirá por el frío, ni tampoco por el calor, pero un ambiente muy seco hará que las hojas caigan prematuramente.

Más allá del mes de enero o febrero hay que olvidarse del aspecto navideño de la flor de Pascua. “Es una planta de temporada que aguanta bonita estas semanas. Después, las hojas empezarán a caer y durante los meses de invierno tendrá un aspecto pobre”, comenta Víctor. “Cuando las temperaturas empiecen a suavizarse, comenzarán a brotarle las hojas verdes que lentamente se irán tiñendo de color rojo cuando maduren. Entonces ya estará lista para adornar otras navidades”.

Plantas de Navidad más allá de la Flor de Pascua