INTERNACIONAL
07/10/2019 09:26 CEST

Turquía, lista para atacar a los kurdos de Siria, tras la retirada de EEUU

Ankara los acusa de terroristas pero, hasta ahora, Washington los protegía por ser su apoyo en la lucha contra el ISIS. Ahora esa protección se desvanece

Associated Press
Un soldado de EEUU pasa ante un blindado turco, en una patrulla conjunta en la frontera con Siria, el pasado 9 de septiembre. 

La guerra de Siria está a punto de entrar en una nueva fase, impensable hace pocos meses. El Gobierno de Turquía ha insistido esta madrugada en que sigue decidido a intervenir contra las milicias kurdas en Siria, una vez que el anuncio de la retirada de las tropas estadounidenses de la zona es visto como una luz verde de EEUU a esa operación.

“Asegurar nuestras fronteras eliminando a los terroristas y facilitar un retorno seguro a los refugiados. Turquía está decidida y es fuerte”, dijo Ibrahim Kalin, portavoz del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, al explicar el objetivo de la operación.

Erdogan y su homólogo estadounidense, Donald Trump, mantuvieron anoche una conversación telefónica para tratar la largamente anunciada operación turca contra las milicias kurdosirias (YPG), aliadas de Washington en la lucha contra el yihadista Estado Islámico y que se han dejado en el camino unos 11.000 muertos, pero que Turquía considera terroristas por su supuesta cercanía al PKK, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

“El presidente (turco) compartió con el presidente Trump su frustración por el fracaso de la burocracia militar y de seguridad de Estados Unidos en la aplicación del acuerdo entre sus dos naciones”, señaló la Presidencia turca en un comunicado, en referencia a las dudas de EEUU hasta ahora sobre esa operación.

Erdogan anunció recientemente un plan para reasentar a 2 de los 3,6 millones de refugiados sirios que acoge actualmente Turquía en este territorio del norte de Siria.

“El presidente (turco) reiteró que la creación de una zona segura es clave para neutralizar la amenaza de las YPG y crear las condiciones necesarias para el regreso de los refugiados sirios a su país natal”, añade la nota.

Hace sólo nueve meses, Trump advertía de que “arrasaía económicamente” a Turquía si atacaba a los kurdos.

Operación inminente

El domingo, Erdogan insistió en que su país está listo para hacerse con el control militar de una franja del noreste de Siria sin el apoyo de Estados Unidos, al tiempo que se registraron movimientos de tropas hacia la frontera de la zona.

Varios analistas han declarado a diversos medios turcos que el lanzamiento de la operación, con la que Turquía amenaza desde hace meses, podría ser ahora inminente, después de que la Casa Blanca anunciara anoche que sus tropas se retirarán de la zona.

“Turquía pronto avanzará con la operación que ha planificado durante mucho tiempo para el norte de Siria. Las Fuerzas Armadas de EEUU no apoyarán ni se verán involucradas en esa operación, y las fuerzas estadounidenses, habiendo vencido el califato territorial del Estado Islámico (EI), no estarán en el área cercana”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham.

La Presidencia turca ha anunciado que Trump y Erdogan se reunirán el próximo mes en Washington para tratar sobre la operación turca en Siria. 

  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP
  • BULENT KILIC / AFP

ESPECIAL PUBLICIDAD