Twitter acepta la oferta de Musk de comprar la red social por 44.000 millones de dólares

La intención de la red social es "cerrar la transacción por 54,20 dólares la acción".
|
Elon Musk.
Elon Musk.
NurPhoto via Getty Images

La decisión ya está tomada después de muchas vueltas. Twitter ha mostrado este martes su disposición a que el director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, adquiera la red social por 44.000 millones de dólares (cifra casi idéntica en euros), como habían acordado anteriormente.

“La intención de la compañía es cerrar la transacción por 54,20 dólares la acción”, ha respondido Twitter en reacción a la propuesta de Musk que fue enviada horas antes a la compañía y a la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC, en inglés).

Twitter y Musk habían acordado la adquisición de la compañía por ese precio a finales de abril, pero tras un largo camino de sospechas y declaraciones, posteriormente el multimillonario dio marcha atrás a la transacción. En su justificación, Musk argumentó que había constatado un incumplimiento sustancial de varias disposiciones del acuerdo, entre ellas el número de cuentas falsas contabilizadas por la compañía.

Entre los planes de Musk para la red social estaban, en primer lugar, devolver a la plataforma la “libertad de expresión” y permitir la vuelta a Twitter de Donald Trump. Según el magnate, no debería haber límites a lo que puedan publicar sus usuarios.

Revuelo en Wall Street

Desde que se ha conocido el giro de guion, las acciones de la red social se han revalorizado. Al cierre de Wall Street, cada participación ha cerrado un 22,24% por encima de su valor hasta 52,00 dólares.

Por su parte las acciones de Tesla, donde Musk es el director ejecutivo, subían al cierre un 2,90%, hasta los 249,44 dólares.

No obstante, pese a cerrar la jornada en verde, esta es una bajada si se compara con el valor de las acciones de Tesla a media sesión, antes de que se conociese el cambio de decisión de Musk, ya que estas cotizaban a 256,29 dólares.

Un tira y afloja de meses

Musk y Twitter firmaron un contrato por la compra de la red social en abril en el que se contemplaba que el dueño de Tesla pagara 54,20 dólares por acción, el mismo precio que Musk habría propuesto por carta a la plataforma según Bloomberg.

La alegría duró poco y el empresario comenzó a mostrar sus primeras dudas poco después, en julio, acusando a la red social de no informarle con veracidad del número real de cuentas falsas o bots presentes en la plataforma. Así, Musk fue sumando ‘excusas’ para intentar cancelar el contrato hasta tres veces.

De hecho, los planes de Twitter eran llevar al empresario a juicio para que cumpliera el contrato. Un juicio que estaba previsto para el 17 de octubre pero que podría aplazarse o cancelarse si Musk finalmente procede con la compra.

En un paso en esa dirección, hace algo más de dos semanas, los accionistas de la red social aprobaron el acuerdo original de compra por el que Musk se comprometía a hacerse con Twitter por 44.000 millones de dólares. Lo mismo que ahora, la entidad, ha aprobado.