Ucrania anuncia el comienzo de su contraofensiva contra Rusia en Jersón y pide "silencio"

La ciudad del sur fue la primera gran conquista de Putin desde que comenzó su invasión de Ucrania. Rusia confirma más de medio millar de bajas en filas ucranianas.
|
Un militar vigila una zona de vegetación en la región de Jersón
Un militar vigila una zona de vegetación en la región de Jersón
The Washington Post via Getty Images

La contraofensiva de Ucrania contra Rusia en el sureste del país ya ha comenzado, según las Fuerzas Armadas ucranianas. El ejército nacional ha anunciado el comienzo de las acciones militares en la región de Jersón, ciudad bajo control ruso desde mediados de marzo.

La ciudad del sur fue la primera gran conquista de Putin desde que decretó la invasión y tras semanas sin resultados pese a su gran ofensiva. En la región se ha impuesto el rublo, moneda legal rusa, desde el pasado 1 de mayo.

En un comunicado difundido por los medios nacionales, las Fuerzas Armadas ucranianas piden “encarecidamente” a la población civil ”si no hubo o ahora no hay oportunidad de evacuar aquellas ciudades donde puede haber hostilidades activas, que busquen refugio y esperen”.

La portavoz de Defensa, Natalia Humeniuk, no ha querido dar más detalles, ya que ”“lo más importante que hay que saber es que cualquier operación militar requiere silencio [...] Está muy mal que cualquier noticia del frente cause tanto revuelo”, ha agregado.

“Una vez más les recuerdo a todos los políticos, expertos y líderes de opinión pública la importancia de no manipular o especular sobre la información sobre el curso de las operaciones militares antes de las declaraciones oficiales de los representantes de las Fuerzas Armadas o el Ministerio de Defensa de Ucrania”, ha añadido el asesor de la presidencia Majail Podolyak.

Siempre según la versión ucraniana, uno de los regimientos de la autoproclamada República de Donetsk, el 109, se ha retirado de sus posiciones en Jersón, al tiempo que los paracaidistas rusos que los apoyaban también se han alejado del campo de batalla.

“El Ejército ruso resultó estar aislado del suministro de armas y personal desde el territorio de Crimea. Esta es una oportunidad brillante para que Ucrania recupere sus territorios”, ha explicado, agregando que los sistemas HIMARS han destruido casi todos los puentes que dan acceso a la ciudad.

En sentido contrario, el subjefe de la Administración militar de la región de Jersón, Kiril Stremusov, ha señalado que la contraofensiva de las Fuerzas Armadas de Ucrania se basa en “declaraciones falsas” y aumenta el deseo de la población de “realizar un referéndum”, según ha recogido la agencia de noticias TASS.

Más de medio millar de bajas

El Ministerio de Defensa de Rusia ha confirmado la ofensiva del Ejército ucraniano en un avance en el que habrían muerto más de medio millar de soldados ucranianos. “Las pérdidas del enemigo ascienden a más de 560 soldados”, ha apuntado el general ruso Ígor Konashénkov, portavoz de Defensa, en su tradicional parte militar vespertino.

Konashénkov ha subrayado que la ofensiva se produjo en tres direcciones y se centró en las zonas ocupadas por las tropas rusas en las regiones de Jersón y Mykolaiv. “Durante los combates se destruyeron 26 tanques ucranianos, 23 vehículos de infantería y nueve blindados de otras clases. También fueron derribados dos cazas Su-25″, ha precisado. También ha asegurado que la nueva ofensiva ucraniana, que, según el general ruso, fue ordenada por el presidente, Volodímir Zelenski, fracasó “estrepitosamente”.

“Las Fuerzas Armadas de Ucrania han lanzado acciones ofensivas en muchos frentes del sur”, ha afirmado la jefa del centro de prensa de coordinación conjunta de las fuerzas de defensa del sur de Ucrania, Nataliya Humenyuk, según informó Ukrainska Pravda.

La portavoz castrense destacó que “se destruyeron almacenes con municiones, se destruyeron concentraciones de equipo militar y se destruyeron instalaciones de defensa aérea. Todo esto definitivamente debilitó al enemigo”.

El grupo operativo-táctico “Kakhovka” del Ejército aseguró por su parte que el regimiento 109 de la autoproclamada república prorusa de Donetsk “se ha retirado de sus posiciones de la región de Jersón y los paracaidistas rusos, que los apoyaban, abandonaron el campo de batalla”.

La administración prorrusa de Nóvaya Kajovka, ciudad situada en Jersón, ordenó hoy la evacuación de sus habitantes a refugios antiaéreos debido a los continuos ataques ucranianos con misiles.