Ucrania denuncia el hallazgo de una nueva fosa común en Mariúpol con más de un centenar de cadáveres

Desde la alcaldía se ha informado que las exhumaciones han quedado paralizadas definitivamente.
Vista aérea de la planta de Azovstal, en Mariupol.
Vista aérea de la planta de Azovstal, en Mariupol.
Pavel Klimov via Reuters

El asesor del alcalde de Mariúpol ha informado este viernes del hallazgo de otra fosa común con más de cien cuerpos, al tiempo que indicó que las exhumaciones en esta ciudad portuaria ucraniana han quedado paralizadas definitivamente.

“Tristes hallazgos cada semana. Una nueva fosa común bajo los escombros en la margen izquierda. Calle Kievskaya, 53. Una vez más, más de cien cuerpos de personas desde finales de febrero”, ha escrito Petró Andryushchenko en un mensaje en Telegram, recogido por la agencia Unian.

También ha señalado que “los ocupantes retiran los escombros de las inmediaciones y, de nuevo, no se habla de volver a enterrarlos” y ha agregado que “la gente de hecho sigue viviendo en criptas”.

“Las exhumaciones en realidad están paralizadas. Las autoridades de ocupación están tan empeñadas en crear una imagen de recuperación que no llegan a volver a enterrar. Las tumbas callejeras temporales se están convirtiendo poco a poco en permanentes”, ha señalado.

BULENT KILIC via Getty Images
Aleina mira desde su camilla a su bebé recién nacida, atendida por los sanitarios.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina abraza a su bebé, Snizhana, tras dar a luz en la maternidad de Mykolaiv.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina y su marido, con su niña recién nacida.
BULENT KILIC via Getty Images
Una enfermera revisa a la pequeña Snizhana.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina y su esposo suben las escaleras del refugio, camino del paritorio.
BULENT KILIC via Getty Images
Unas enfermeras llevan a los bebés al refugio de la clínica de Mykolaiv.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina, en pleno parto.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina y su marido, juntos ante los primeros dolores de parto.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina y su marido, felices con su bebé.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina camina por el sótano, en los momentos previos al parto.
BULENT KILIC via Getty Images
Una embarazada camina por los pasillos subterráneos del hospital.
BULENT KILIC via Getty Images
Un grupo de mujeres embarazadas son trasladadas al sótano del hospital.
BULENT KILIC via Getty Images
Una mujer recién parida contempla a su bebé en el sótano del hospital.
BULENT KILIC via Getty Images
Mujeres embarazadas esperan, en presencia de una enfermera, al momento del parto.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina en pleno parto.
BULENT KILIC via Getty Images
El marido de Aleina la besa tras dar a luz.