Ucrania gana Eurovisión... ¿y ahora qué?

RTVE está dispuesta a albergar el festival en 2023.
Kalush Orchestra, con el micrófono de cristal y la bandera de Ucrania.
MARCO BERTORELLO via AFP via Getty Images
Kalush Orchestra, con el micrófono de cristal y la bandera de Ucrania.

Las apuestas lo pronosticaban y así ha sido. Ucrania ha ganado Eurovisión 2022 con Kalush Orchestra después de recibir 631 puntos, 439 de ellos procedentes del televoto. Lo han hecho con Stefania, una canción dedicada a las madres y después de pedir ayuda para para su país y para Mariúpol.

“Nuestro coraje impresiona al mundo, nuestra música conquista Europa”, ha celebrado el presidente Volodimir Zelenski después de conocerse el triunfo del grupo, que en un principio no iba a participar en Eurovisión, pero entró en escena después de la retirada de Alina Pash, investigada por viajes a Crimea.

Después de la victoria de Ucrania, se abre una incógnita, ¿dónde se celebrará Eurovisión 2023? La Unión Europea de Radiodifusión (UER) estableció en los 80 que el país ganador debería ser el encargado de albergar el festival al año siguiente, pero recoge excepciones.

Es el caso de Australia. De ganar, la televisión pública del país tendría que encargarse de la organización del certamen, pero tendría que elegir a un país europeo para que ejerciera de anfitrión. En el caso de Ucrania, podría plantearse algo similar, pero todavía no se ha despejado la incógnita.

El país está en guerra desde febrero y es imposible pronosticar si, para entonces, la guerra con Rusia habrá terminado o si, por el contrario, el gobierno de Putin seguirá atacando el país. Aún habiendo terminado, después de meses de bombardeos, es posible que Ucrania no cuente con al financiación ni la infraestructura necesarias para organizar un festival de la magnitud de Eurovisión.

Sin embargo, el presidente Zelenski ha explicado en su mensaje de felicitación a Kalush Orchestra que se hará “todo lo posible para recibir algún día a los participantes e invitados de Eurovisión en Mariúpol”. ”¡Libres, pacíficos, reconstruidos!”, ha añadido el presidente.

Si finalmente no fuera posible celebrar el festival en Ucrania, ya hay candidatos para acoger Eurovisión. Uno de ellos, la ciudad de Estocolmo (Suecia), como ha confirmado su alcaldesa esta semana. Además, RTVE también se ha postulado para organizar el festival. María Eizaguirre, directora de comunicación de la corporación pública confirmó en la conexión en directo minutos después de terminar la gran final que están “dispuestos” a acoger Eurovisión o ayudar en todo lo que sea necesario.

Históricamente, existen precedentes en Eurovisión en los que el ganador no ha acogido la edición del año siguiente. La primera vez fue en 1960, cuando Países Bajos rechazó organiza el festival y lo hizo Reino Unido, que había quedado segundo en 1959. Volvió a suceder en 1963, 1972, 1974 y por último en 1980, cuando se celebró en La Haya (Países Bajos) a pesar de que Israel había ganado la edición anterior.

El drama de Ucrania, en 30 imágenes