La UE ya trabaja en un plan de emergencia por si Rusia corta el gas

Von der Leyen presentará el plan en julio.
Von der Leyen y Putin, en una reunión en 2020
Von der Leyen y Putin, en una reunión en 2020
ALEXEY NIKOLSKY via Getty Images

Prepararse para lo que pueda suceder, también en materia energética. Este viernes, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado que presentará en julio un plan de emergencia ante los cortes rusos del suministro de gas y en previsión de que pueda haber más.

“Estamos trabajando en un plan europeo común de reducción de la demanda con la industria pero también con los Veintisiete”, ha anunciado la presidenta del Ejecutivo comunitario, tras acabar el Consejo Europeo.

La idea que maneja es una respuesta conjunta que los países plantearon ante el COVID. Así, ha instado a los Estados miembro a estar preparados para hacer frente a posibles cortes de suministro de gas a Europa, con un programa en el que se lleva trabajando meses, especialmente tras el comienzo de la guerra.

“Hemos revisado todos los planes nacionales de emergencia para asegurarnos de que todos están listos para posibles cortes adicionales”, ha añadido Von der Leyen, que ha instado a ayudar a familias y a la sociedad a adaptarse a estas “nuevas condiciones” por lo que pueda pasar con el Kremlin. El Gobierno de Putin ya ha cortado el ‘grifo’ a países como Polonia, Bulgaria, Finlandia o Países Bajos.

Como parte de la estrategia de diversificación de suministro energético de la UE para cortar la dependencia de los combustibles fósiles de Rusia en 2030, la presidenta del Ejecutivo comunitario ha recordado el acuerdo alcanzado con EEUU para aumentar en el suministro de gas natural licuado un 68% en 2022, o el reciente acuerdo de entendimiento con Egipto e Israel para aumentar el suministro de gas natural licuado en 2.000 millones de metros cúbicos adicionales en el presente ejercicio.

“Hemos visto el patrón de las última semanas y meses, pero también del último año”, ha subrayado Von der Leyen acerca de la reducción de suministro de gas de Gazprom a la UE. Los últimos acontecimientos han llevado a Alemania a declarar la alerta en su plan de emergencia gasístico.

“El gasoducto noruego está al 50%, el gasoducto de Azerbajan está a más del 90%”, ha indicado Von der Leyen que ha recordado que 12 Estados miembro han sufrido cortes de suministro totales o parciales por parte de Moscú, como el de Gazprom a Alemania a través del gasoducto Nord Stream 2.

La presidenta de la Comisión Europea ha destacado la importancia de que las redes de interconexión y gasoductos en la Unión Europea sirvan para que el flujo pueda discurrir en cualquier dirección donde se necesite el gas o la electricidad.

A este respecto el primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo, ha indicado que ”ya estamos en una situación en la que los mercados están perturbados, lo que vamos a hacer en la UE es coordinarnos mejor este verano para evitar que el próximo invierno tengamos problemas de abastecimiento”, ha señalado respecto al plan de mejor coordinación que preparará el Ejecutivo comunitario.

Hacia la reforma del mercado eléctrico común

En un paso más, la presidenta del Ejecutivo comunitario ha expresado su intención de presentar ante la próxima Cumbre de líderes de la UE en octubre su propuesta para reformar el mercado eléctrico comunitario, una propuesta que espera tener lista a finales de verano y que ha planteado que incluya “el desacople del gas de la formación de precios del mercado”.

En línea con lo anunciado hace unas semanas ante el pleno del Parlamento Europeo, Von der Leyen ha explicado que el diseño del mercado eléctrico actualmente cuenta con diferentes tecnologías, muchas renovables, pero la última que entra es el gas, y “el gas define el precio” del mercado mayorista de electricidad.

Así ha indicado que los precios son elevados aunque la producción de electricidad a partir de renovables “es rentable”. Así, ha argumentado que el diseño responde al mix energético del mercado de hace 20 años, que contaba con una gran participación de los combustibles fósiles.