NOTICIAS
27/08/2019 18:16 CEST | Actualizado 27/08/2019 19:53 CEST

Último aviso para 'La Ingobernable': así se preparan los activistas para ser "indesalojables"

El gobierno de Almeida comienza este miércoles el procedimiento de desalojo de la casa del activismo en Madrid.

A la Ingobernable se le acaba el tiempo. Este centro social okupado hace dos años tras una manifestación contra la especulación se encuentra en centro de Madrid (calle del Gobernador 39) y se ha convertido en un centro de operaciones para el activismo en la capital. Este miércoles están llamados a abandonar el espacio ante un desalojo “inminente”, después de que el nuevo alcalde, José Luis Martínez Almeida, lo haya anunciado a diestro y siniestro desde el comienzo de la campaña electoral. 

El edificio, que hace esquina con el Paseo del Prado y mide unos 3.000 metros cuadrados, ha sido durante los últimos dos años, la casa del activismo de Madrid. Desde el movimiento feminista hasta el sindicato de inquilinos, pasando por la asamblea del Orgullo Crítico, Democracia Real Ya o Ecologistas en Acción... Son más de 50 los colectivos que allí se reúnen para hablar de acciones directas o iniciativas ciudadanas, para debatir sobre temas de actualidad, para apoyarse unos a otros en el mundo de la precariedad o aprender sobre acción sindical. También hacen talleres, deportes, charlas, debates y conciertos. 

Carlos Pina
Mas de cincuenta colectivos de activistas pasan a lo largo de la semana por lacalle Gobernador numero 39, en pleno centro de Madrid

 

Un edificio que es ejemplo de especulación

La elección de ese edificio por parte de las personas que lo ocuparon no fue casual. Se trata de un inmueble municipal histórico que fue centro de salud y sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). En el último pleno de Ana Botella, en 2013, la entonces alcaldesa cedió el edificio a la fundación privada Ambasz, creada por Miguel Ángel Cortés, un senador del PP y hombre fuerte del aznarismo relacionado con la fundación FAES. Por eso, los miembros de La Ingobernable ven en ese lugar un “símbolo de toda la especulación y barbaridades que ha estado haciendo el PP”, contaba hace unas semanas una persona del equipo de Comunicación.

Carlos Pina
Mas de cincuenta colectivos de activistas pasan a lo largo de la semana por lacalle Gobernador numero 39, en pleno centro de Madrid

 

Una resistencia pacífica y con desayuno

Este miércoles, los miembros de La Ingobernable deben, según la publicación oficial en el Boletín Oficial del Estado (BOE), abandonar la que ha sido su segunda casa durante los últimos años. “El Ayuntamiento ha anunciado a los medios que se mandarán efectivos municipales para comprobar si nos hemos ido y, si no es así, se solicitaría al juez una orden de desalojo”, cuenta uno de los componentes de la Asamblea General a El HuffPost. En caso de que se conceda la orden, algunos de los activistas barajan septiembre como el mes en el que los pueden sacar a la fuerza. Pero tampoco saben qué será de ellos esta noche: “No nos fiamos nada de este Gobierno”. 

Carlos Pina
Mas de cincuenta colectivos de activistas pasan a lo largo de la semana por lacalle Gobernador numero 39, en pleno centro de Madrid

Pero no les pilla desprevenidos y los ingobernables han comenzado a prepararse para la resistencia. De momento han hecho dos convocatorias: este martes a las 22:00 harán una cena y una noche de vigilia en la Plaza del Caixa Forum, “con actividades para amenizar la velada”. Esto se suma a las “permanencias” que llevan semanas haciendo durante las madrugadas para asegurarse de que la policía “no llegue al espacio antes de lo previsto”. Por la mañana, este miércoles habrá un desayuno colectivo, anunciado con el hashtag #NoNosVamosDesayunamos y con el lema “menos porras y más churros”. “Queremos llenar el espacio de gente y juntar tanto a los movimientos sociales como a todas las personas que quieran colaborar”, señalan. 

Un desalojo que estaba escrito

El desalojo no llega por sorpresa. Aunque la relación con el Ayuntamiento de Carmena nunca fue fluida, la llegada de José Luis Martínez Almeida al Ayuntamiento de Madrid ha sido el principio del fin de La Ingobernable. Ya en la campaña, el candidato popular dejó clara su intención de desalojarles e incluso se acercó al centro a increpar a los okupas el uso de un edificio público. 

Son muchas las veces que los okupas han respondido a Almeida, defendiendo que La Ingobernable es un centro “para todos los madrileños” donde se hace vida pública: “Si no fuese por las miles de personas que usan este edificio todos los días, estaría demolido. Y hoy viene este señor diciendo que quiere hacer un centro de salud y una biblioteca que es lo que había antes de que ellos mismos lo cediesen a su colega”. “Somos el movimiento feminista, el movimiento ecologista, el movimiento contra el cambio climático... Cientos de colectivos con cientas de actividades al mes”, argumentan. 

La Ingobernable no es sólo una cruzada personal de Almeida. Hace unos días, la concejala de Deportes Sofía Miranda, de Ciudadanos, llamaba en un tuit “parásitos” a los activistas. “Estimados oKupas: No sois “indesalojables”; sois parásitos que vivís a costa de los impuestos de todos los madrileños que os pagamos la luz y el agua. Entiendo que estéis nerviosos, se os acaba el chollo. Un saludo”, escribía. 

 Esto fue lo que le contestaron: 

 Apoyo de famosos e intelectuales

A pesar de tener muchos enemigos —sobre todo entre la derecha—, La Ingobernable ha recibido el apoyo de innumerables personajes del cine, la literatura y el periodismo. Algunos de ellos participaron en un vídeo y defendiendo, cada uno por unas razones distintas, la casa del activismo en Madrid. Entre ellos están las famosas teóricas feministas Silvia Federicci y Nancy Fraser, los cantantes Nacho Vegas o Ismael Serrano y periodistas como Javier Crudo o Cristina Fallarás. 

El Ayuntamiento dice que no será “inmediato”

Fuentes del Ayuntamiento ha señalado a El HuffPost en que el procedimiento que tendrá lugar este miércoles no significaría el desalojo inmediato del edificio. “Dos técnicos del Ayuntamiento se personarán para entregar la carta que certifica que deben abandonarlo, esto será el último trámite administrativo antes de recurrir a la vía judicial”, explican desde el consistorio. 

Además, “no está previsto que se produzca ningún despliegue policial en torno al edificio, sino que los técnicos municipales irán únicamente acompañados de una patrulla por cuestiones básicas de seguridad, a no ser que necesiten más, ya que los okupas están convocando en redes”. “El Ayuntamiento mantiene su compromiso de ‘tolerancia cero’ con la okupación. El 12 de agosto se publicó en el BOE la notificación de desalojo de La Ingobernable después de que no fuera posible notificarlo personalmente”, explican. 

Carlos Pina
Mas de cincuenta colectivos de activistas pasan a lo largo de la semana por lacalle Gobernador numero 39, en pleno centro de Madrid

Aún así, los ingobernables ya están preparando los sacos de dormir, las actividades para esta noche y el chocolate caliente y los churros para recibir a quien sea que se presente de las autoridades este miércoles por la mañana en el número 39 de la calle Gobernador. Se niegan a que su trabajo y el de miles de ciudadanos madrileños quede tapiado tras una puerta blindada. “Somos indesalojables”, sentencian. 

Photo gallery La Ingobernable: Centro de operaciones del activismo en Madrid See Gallery

ESPACIO ECO