INTERNACIONAL
28/06/2019 17:40 CEST | Actualizado 28/06/2019 17:45 CEST

Un alto cargo de Trump culpa al padre por su muerte y la de su hija ahogados en Río Grande

Se trata de Ken Cuccinelli, director de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

ABRAHAM PINEDA-JÁCOME-EFE

La culpa fue del padre. Eso defiende el director interino de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, Ken Cuccinelli, en relación a la muerte de un progenitor y su hija al tratar de cruzar la frontera desde México.

La imagen sobrecogió al mundo. Los cuerpos de Óscar Alberto Martínez y su hija, Angie Valeria, de 23 meses, ahogados en Río Bravo, en Matamoros (México), junto al límite territorial con EEUU. La familia, de origen salvadoreño, había llegado allí para pedir asilo político en el país estadounidense.

Sin embargo, a Cuccinelli no le inquieta la posible mala imagen que pueda generar su Gobierno. En una entrevista en la CNN negó preocuparle “que la foto de ambas personas muertas se vuelva en contra. De hecho es todo lo contrario”.

Y lo justifica: “La razón por la que tenemos tragedias como esa en la frontera es porque esas personas, ese padre no quería esperar para pasar por el proceso de asilo de forma legal, así que decidió cruzar el río. Y no solo murió él, sino que su hija también murió trágicamente”, agregó en el programa Erin Burnett OutFront.

 

“Hasta que eliminemos los atractivos en nuestro sistema de asilo, las personas como ese padre y esa niña van a seguir haciendo viajes peligrosos”.

Las palabras de Cuccinelli, director del departamento desde este junio, han generado fuerte polémica. Se trata de un defensor de la línea dura en inmigración defendida por Trump.

Photo gallery Los refugiados, en el World Press Photo 2016 See Gallery