TENDENCIAS
08/12/2019 15:25 CET

Un artista se come el plátano pegado a la pared que se vendió por 120.000 dólares

David Datuna, que se define como artista, la despegó de la pared y se la comió: "Gracias, muy bueno".

¿Qué puede pasar cuando pegas un plátano a la pared y lo vendes por 120.000 dólares como obra de arte? Pues lo que ha sucedido, que otro artista quiera doblar la apuesta y darle un nuevo enfoque. 

Lo ha hecho David Datuna, quien se define como artista de Georgia (EEUU), quien acudió a la Art Basel de Miami Beach para ver la obra que el italiano Maruizio Cattelan consiguió vender por el dineral que hemos comentado antes. 

Datuna despegó el plátano, adherido con cinta aislante al muro, peló el fruto y se lo metió en la boca mientras repetía que todo era una “performance artística”. “Artista hambriento”, agregó. 

“Gracias, muy bueno”, dijo tras merendarse la obra de Cattelan y poco antes de ser escoltado fuera de la sala, como no podía ser de otro modo. 

Sin embargo, no ha molestado mucho lo sucedido, ya que Lucien Terras, director de relaciones con los museos de la Galerie Perrotin explicó que no se destruyó la obra porque “la banana es la idea”. 

Según explicó, el valor de la obra yace en el certificado de autenticidad y la idea es que el plátano sea reemplazado regularmente antes de que se pudra, por lo que, tras comérsela Datuna, fue reemplazado por otro, que se pegó igualmente con cinta adhesiva. 

La directora de la galería, Peggy Leboeuf, dijo que no planean acciones legales contra Datuna. “No fue arrestado pero le pedimos que abandonara el espacio y la feria”, dijo.

NUEVOS TIEMPOS