VIRALES
25/03/2020 15:16 CET

Un atleta aragonés hace una media maratón en su terraza en la cuarentena: dio 2.110 vueltas

Agustín Moreno estuvo más de tres horas dando vueltas a un circuito de diez metros.

Agustín Moreno
Agustín Moreno después de acabar la media maratón en su terraza.

El pasado domingo 22, a la misma hora que se tenía que haber celebrado la media maratón de Zaragoza, Agustín Moreno, un atleta turolense del AD Zuera, dio el pistoletazo de salida a uno de los retos más llamativos de la cuarentena. Él solo en su terraza le ganó la partida a todos los que dicen que es imposible hacer deporte en casa.

Equipado con su dorsal 88 y el mallot oficial del equipo, este atleta de 35 años, experimentado en pruebas de larga distancia, comenzó a dar vueltas a su balcón haciendo un circuito de diez metros. Una tras otra hasta llegar a las 2.110 que hacían los 21,100 kilómetros de una media maratón. Y lo hizo retransmitiéndolo a través de su cuenta de Instagram.

Al final, como en las mejores pruebas, se hizo la foto de rigor con las vueltas, la bandera de Aragón colgada en el balcón y luciendo en vez una chapa de la basílica del Pilar en vez de alguna de las copas que ha ganado en su trayectoria.

Moreno, que a sus espaldas lleva 18 maratones, dos Iron Man y un sinfín de medias, afirma a El HuffPost que empezó a tantear esta idea cuando se anuló la prueba. Ahí empezó a pensarla, pero fue cuando aparecieron las noticias de que la gente seguía saliendo a correr incluso en el estado de alarma cuando se decidió.

“Es una forma de intentar concienciar a la gente de que no es tan necesario salir a la calle para hacer deporte, que hay alternativas para hacerlo en casa hasta que nos digan las autoridades”, asegura, mientras le resta importancia al hecho de tener mucho espacio, ya que explica que su casa es normal y no un finca con césped o jardín.

El pasado miércoles 18 fue cuando midió el circuito que podía hacer en la terraza y trazó el plan que le iba a llevar a conseguir esta resistente hazaña. Para contar las vueltas y no perderse, dividió 2.110 garbanzos en 100 bolsitas diferentes y conforme pasaba por la línea de meta los iba echando en un cubo de fregona. Al acabar con la bolsa, cambiaba el sentido durante el siguiente kilómetro para que fuera menos lesivo. 

En total, estuvo tres horas y 18 minutos según sus tiempos, aunque el reloj de un juez amigo suyo se paró tres minutos antes. Incluso así, es casi tres veces su tiempo real de una media maratón. Por eso avisa a la gente que no es necesario hacer estas pruebas para hacer deporte, ya que él entrena, por ejemplo, haciendo 150 kilómetros en una semana si está preparando una maratón normal. 

“Yo les diría que se activaran unos 10 minutos por la mañana estirando para tener un poco de movilidad y no quedarte parado. Después por la tarde otros 15 minutos de abdominales y fortalecimiento. Con eso ya está, no hace falta hacer 2.000 vueltas”, aconseja el aragonés, que confiesa que lleva mejor de lo esperado la cuarentena, aunque está alterando su día a día como técnico eléctrico y electrónico.

Moreno se ríe cuando le preguntan por si ha hecho un récord Guinness World Record y bromea para quitar importancia a varios incidentes que tuvo al marearse dando vueltas: “Cuando se me caía algún garbanzo y me paraba a recogerlo sí que iba un poco de lado a lado. Una vez me hice un raspón en la espalda con la pared y otra me choqué con un macetero y me di un golpe en la pierna. Son daños colaterales que no pasan nada”.

Este atleta, natural de la localidad turolense de Alloza, afirma que en España es más complicado que en Reino Unido permitir a la gente salir a la calle para hacer deporte: “Hay más picaresca. Ha pasado con los perros y aquí saldría gente que no ha hecho deporte en su vida solo por salir a la calle”.“Sería algo complicado para controlar”, resume, aunque sí que cree que a los deportistas con licencia se les tendría que permitir salir de alguna manera.

Además, valora como “acertada” la decisión de aplazar a 2021 los Juegos Olímpicos de Tokio, porque no solo no van a llegar en las mejores condiciones, si no que “prepararse en casa tantas semanas puede afectar psicológicamente”. Asimismo, cree que aunque la planificación se pueda ver afectada, se puede volver a organizar para llegar bien y señala que lo peor lo pueden tener los deportistas más veteranos. 

Hasta la celebración de esos JJ.OO queda mucho. De momento para el próximo 19 de abril, cuando se debería disputar la maratón de Zaragoza, no descarta hacerla en su terraza en caso de que se suspenda. 

Photo gallery Vecinos que amenizan la cuarentena por el coronavirus See Gallery

#CuandoElDescansoEsUnSueño