INTERNACIONAL
15/11/2019 18:40 CET

Un bebé de 35 días, único superviviente de su familia en un bombardeo de Israel en Gaza

El ataque mató a ocho de los Al Sawarkah, cinco menores. La pequeña Farah estaba en brazos de su hermano muerto cuando la rescataron

ASHRAF AMRA via Getty Images
La pequeña Farah, atendida en el hospital tras perder a toda su familia en un bombardeo del jueves pasado. 

El Ejército israelí ha confirmado hoy a la Agencia Efe que está investigando el bombardeo del jueves de madrugada que mató a ocho miembros de una familia palestina, entre ellos cinco niños, en su casa de Gaza durante la reciente escalada.

“Según la información disponible en el momento del bombardeo no había ningún civil (...) El Ejército está investigando el daño causado”, explicó una portavoz militar.

El portavoz del Ejército israelí, Avijay Adraee, había asegurado anteriormente que el ataque -en consonancia con la política de atacar solo objetivos militares en la franja palestina- estaba dirigido a Rasmi Abu Mahus (apodo de Rasmi Salem Ouda al Sawarkah), de 45 años, al que acusó de ser comandante de la Yihad Islámica.

Sin embargo, el investigador Mohamad Dalsa, de la ONG Al Mizan, aseguró a Efe que Rasmi era un civil beduino y su hermano, cuya casa también fue alcanzada, un empleado retirado de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

A las 00.25 del jueves (una hora menos en la España peninsular) cuatro misiles alcanzaron la casa de Rasmi y la de su hermano Mohamed, lo que causó la muerte de ocho personas, además de tres heridos, que se encontraban en el interior, según la investigación del Centro Palestino Por los Derechos Humanos (PCHR, por sus siglas en inglés).

El impacto mató a Rasmi, su mujer -ambos de 45 años- y a tres de sus hijos, y a la mujer de Mohamed -de 39 años- y dos de sus niños. Seis de los cuerpos fueron inmediatamente localizados y trasladados al Hospital de al Aqsa, de Deir Al Bala, en el centro de la franja, y los dos restantes (de dos niños) fueron encontrados bajo los escombros por los vecinos, al amanecer. Los menores fueron identificados como Wasim de 13 años, Mohannad de 12, Moath de 7, Salem de 3 y Feras, de 2 años.

En brazos de Mohannad se encontraba Farah, una bebé de apenas 35 días, la única superviviente del ataque, según ha informado el Ministerio de Salud de Gaza. Se encuentra ingresada, pues fue herida por las bombas, pero su vida no corre peligro. 

El ataque se produjo durante el segundo día de escalada, horas antes de que entrara en vigor el alto el fuego mediado por Egipto entre Israel y la Yihad Islámica.

Una grave escalada

El reciente pico de violencia comenzó el martes con un ataque selectivo israelí que mató a un líder del brazo armado de la Yihad Islámica, Baha al Ata, y a su mujer en su casa de Gaza, tras lo que comenzó el lanzamiento masivo de cohetes hacia Israel.

El Ejército israelí respondió con decenas de bombardeos sobre lo que aseguró que eran objetivos militares, como almacenes y fábricas de armas pertenecientes a la Yihad Islámica, y consideró “objetivo legítimos” las viviendas de milicianos cuando eran utilizados como centros de operaciones.

El Ministerio de Sanidad de Gaza informó de que 34 personas murieron durante las 50 horas de escalada, al menos 14 civiles, entre ellos tres mujeres y ocho menores (incluido uno de 18 que en Gaza no tiene mayoría de edad).

Desde el jueves por la mañana se mantiene una relativa calma con un frágil alto el fuego que ha sido violado en hasta tres ocasiones por milicianos desde Gaza y ante lo que Israel llevó a cabo una tanda de bombardeos contra objetivos militares esta madrugada.

Pese a las violaciones, durante la mañana de este viernes no se han registrado incidentes. 

Photo gallery Así quedó Gaza tras la ofensiva israelí de 2014 See Gallery