Un caso singular en los Goya

Los directores de la película 'La gallina Turuleca', ganadora del Premio Goya 2021 a la mejor película de animación, muestran su satisfacción por el galardón.
Una escena de 'La gallina Turuleca'.
Relabel Comunicación
Una escena de 'La gallina Turuleca'.

Si pensamos en nuestra niñez, nos vemos a la hora de la merienda, sentados frente a un televisor blanco y negro aprendiendo a contar hasta 10 con La Gallina Turuleca. Esta popular canción infantil que inmortalizaron Gaby, Fofó y Miliki. Casi 50 años después, nos enfrentamos al maravilloso desafío de crear a Turuleca como personaje y contar, para el cine, su historia para los niños de hoy. Tal y como viene la vida, a ellos también les conviene aprender a contar cuanto antes y si es con diversión, pues mejor.

Siempre supimos que, como dice la canción, la gallina Turuleca era un caso singular, pero no nos imaginábamos que tanto. ¡Somos los únicos nominados y por tanto los ganadores del Goya a mejor película de animación!

“Somos los únicos nominados y, por tanto, los ganadores del Goya a mejor película de animación”

Ahora, también os decimos que el solo hecho de sacar adelante tres años y medio de producción de una película de animación, terminarla y estrenarla en cines —que en este país es “algo complicado”—, ¡ya es merecedor de un pedazo de Goya!

Como directores sentimos orgullo, emoción y agradecimiento por ser parte de esta producción, que nos ha dado muchas satisfacciones. La película ha participado en dos festivales de clase A como San Sebastián (2019) y Mar de Plata (2019), y en otros como el Zurich Film Festival, en Suiza, y el Ajyal Film Festival, en Doha (Qatar), y ha sido finalista a mejor largometraje de animación iberoamericano en los Premios Quirino.

Si llegamos a esta instancia fue porque día a día, junto a nosotros, ha trabajado un gran familia de artistas que en todas las áreas puso su enorme talento, sudor y lágrimas para permitirnos estar hoy aquí. Este premio Goya, obviamente, es para todos ellos y ellas sin excepción. El lóbulo de la oreja para uno, el ojo para otra, la nariz para esa, las patillas para ese…

Un equipo que se conectaba diariamente entre Madrid, Buenos Aires, Barcelona, Valencia, Galicia, Canadá, India y muchos más lugares del planeta, para hacer una lucha positiva contra la adversidad diaria. Porque de esto se trata hacer cine, más con los tiempos que corren donde nos encontramos confinados. Para nosotros no es nuevo vivir así.

“Esa fortaleza que irradia Turuleca es la que queremos transmitir a los pequeños”

Turuleca plantea con ternura y humor temas clave en el universo infantil que muchas veces siguen vigentes en el mundo adulto: el ser aceptado, la competencia, el compromiso con los afectos, la injusticia, los malos entendidos, la mirada del otro, los secretos… Básicamente se trata de encontrar tu verdadero lugar en la vida, buscar tu camino por encima de tabúes, prejuicios sociales o educacionales. Esa fortaleza que irradia Turuleca es la que queremos transmitir a los pequeños y no tan pequeños.

“Hoy cumplimos uno de nuestros más grandes sueños: ganar un premio Goya a la mejor película de animación”

Encaramos este proyecto sin subestimar en ningún modo a los espectadores más pequeños. Ellos buscan diversión pero sobre todo, ver reflejados sus deseos, temores y sueños. Y para nosotros hoy, sin lugar a dudas, cumplimos uno de nuestros más grandes sueños: ganar un premio Goya a la mejor película de animación. Felices y emocionados por este reconocimiento tan importante que nos impulsa a seguir buscando nuevos caminos y desafíos… ¡con 10 huevos en el morral!

Póster de la película 'La gallina Turuleca'.
Relabel Comunicación
Póster de la película 'La gallina Turuleca'.