VIRALES
09/09/2020 18:20 CEST

Un catedrático de Biología Molecular explica por qué lo ocurrido con la vacuna de Oxford debería darnos tranquilidad

"Significa que los protocolos funcionan".

GETTY
Una persona recibe una vacuna.

La farmacéutica AstraZeneca ha decidido interrumpir un ensayo clínico para lograr una vacuna contra la COVID-19, porque uno de los participantes sufre “una enfermedad potencialmente inexplicable”, informó un portavoz de la compañía a medios de comunicación estadounidenses.

La noticia ha dado la vuelta al mundo de forma inmediata y para muchos ha supuesto un jarro de agua fría porque consideran que supone un frenazo en la lucha contra el virus.

Sin embargo, el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, ha asegurado que la interrupción de los ensayos clínicos de la vacuna no supone un revés y no es la primera vez que esto pasa, afirmó.

En unas declaraciones a la cadena SkyNews, Hancock admitió que esta interrupción es “obviamente un desafío para esta particular vacuna. En realidad no es la primera vez que esto le ha pasado a la vacuna de Oxford y es un proceso normal en los ensayos clínicos”.

Es más, José Manuel López Nicolás, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Murcia, ha asegurado en Twitter que este hecho debería dar confianza a los ciudadanos.

“Pues a mí la interrupción del ensayo clínico de la vacuna de Oxford porque una persona haya enfermado me inspira tranquilidad. Significa que los protocolos funcionan. Lo raro sería que no hubiesen contratiempos. El problema viene por el exceso de euforia”, ha subrayado.

Photo gallery Famosos que han fallecido por coronavirus See Gallery

NUEVOS TIEMPOS