INTERNACIONAL
12/12/2019 09:26 CET | Actualizado 12/12/2019 09:36 CET

Este cuadro de Zapata siembra la discordia en México: amenazan con quemarlo

La polémica obra se expone en el Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana.

Es uno de los héroes indiscutibles de México, uno de los artífices de la revolución en la que se forjó este país, el que gritó ”¡Tierra y libertad!”, un símbolo de la lucha por los derechos de los campesinos y los oprimidos... La figura de Emiliano Zapata, por su calado histórico, es protagonista estos días de una exposición organizada por el Gobierno mexicano para conmemorar los 100 años de su asesinato. La muestra se compone de numerosas obras sobre el icónico revolucionario, pero una de ellas en concreto ha sembrado la discordia entre mexicanos:

'La Revolución'. 

La obra en cuestión es una pintura titulada La Revolución, del artista chiapaneco Fabián Cháirez exhibida en el Palacio de Bellas Artes de con motivo de la exposición Emiliano. Zapata después de Zapata. En el cuadro puede verse al líder revolucionario mexicano desnudo, con sombrero rosa y con tacones sobre un caballo que tiene una evidente erección; un retrato que sugiere a un Zapata homosexual. 

La obra, que no es nueva, ha pasado a estar en el candelero a raíz de la publicidad que la Secretaría de Cultura mexicana ha hecho de esta exposición: este martes difundió un cartel en el que la imagen principal era la obra de Cháirez. 

El cartel corrió como la pólvora y ese mismo día un nutrido grupo de campesinos pertenecientes a la UNTA, Unión Nacional de Trabajadores Agrarios, se presentó en el Palacio de Bellas Artes para exigir que se retirase el cuadro. La cosa se desmadró cuando algunos participantes en la protesta comenzaron a agredir a algunas personas del colectivo LGTBI que se encontraban en el lugar y amenazaron con quemar la pintura si no era censurada: 

CLAUDIO CRUZ via Getty Images
Un joven que ha resultado agredido por integrantes de la UNTA.

Los descendientes del emblemático revolucionario mexicano han mostrado su indignación por la imagen de su familiar y han anunciado posibles acciones legales. Un nieto suyo ha llegado a decir que “Zapata fue un hombre de a de veras, no un gay”, tal y como recoge el siguiente tuit:

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha señalado este miércoles que los artistas tienen libertad y que no debe haber censura, e hizo un llamamiento al diálogo.

Algunas voces que defienden el cuadro critican sin embargo que para mostrar a Zapata como gay se le refleje desnudo, con tacones y en una pose que recuerda a algunas campañas de publicidad basadas en imágenes hipersexualizadas que cosifican a las mujeres.

Especulaciones

Hablar sobre la tendencia sexual de Zapata es meterse en un terreno abonado a la especulación, aunque quienes defienden que el revolucionario no era heterosexual señalan que mantuvo un amorío con el yerno de Porfirio Díaz, el militar que ejerció como presidente de México durante tres décadas hasta que fue derrocado por la revolución. Otros aseguran que era bisexual. 

De momento las amenazas de quemar la obra no se han cumplido y esta puede visitarse en el Palacio de Bellas artes mientras la batalla en las redes continúa entre defensores y detractores del “Zapata gay”: