POLÍTICA
08/07/2021 21:05 CEST

“Un cuadro mixto”: la quinta ola preocupa más por el turismo que por los hospitales

Los casos se disparan pero los ingresos se mantienen relativamente a raya. No obstante, en Europa no convencen estos datos.

Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images
Una mujer camina con su equipaje en el aeropuerto de Madrid - Barajas Adolfo Suárez este jueves, 8 de julio. 

Nieves, una española que vive en Italia, tenía un vuelo Milán-Madrid para agosto, hasta este miércoles, que se lo cancelaron. La mujer se lo tomó entre la incredulidad y la cautela. “Aquí no dejan de hablar de los contagios en España, y sobre todo en Cataluña”, comenta.

No sólo Italia se fija en la situación epidemiológica en España. Este jueves, Francia ha pedido a sus ciudadanos que “eviten España y Portugal durante sus vacaciones por el repunte de casos de coronavirus, y el Financial Times, diario de referencia en Reino Unido, publicó el miércoles un artículo en el que señalaba que la tasa de covid en España se había convertido en la más alta de la Europa continental

El último mapa de colores publicado por el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) sobre la situación epidemiológica de los países habla por sí solo. La mayor parte de la Unión Europea está en verde, por debajo de 75 casos por 100.000 habitantes. Al sur, toda la península Ibérica, salvo Galicia y Castilla-La Mancha, en rojo, con más de 200 casos por 100.000; y en el extremo oriental, Chipre, con un rojo aún más intenso al superar las 500 infecciones por 100.000 habitantes en 14 días.  

ECDC
Semáforo epidemiológico en Europa.

La incidencia acumulada en España sube a una velocidad alarmante, lo que lleva a los expertos a hablar ya de una quinta ola. Sin embargo, es una ola muy peculiar. Con el 90% de la población mayor de 40 años vacunada con al menos una dosis, los contagios se concentran entre los jóvenes, que en comunidades como Cataluña tienen una incidencia acumulada superior a 2.000 positivos por 100.000 habitantes.

Las tasas de infección entre personas vulnerables a priori están siendo muy bajas, porque casi todas ellas están vacunadas

Fernando Rodríguez Artalejo, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad Autónoma de Madrid, considera que “la situación, a pesar de todo, no es mala”. “Hay una transmisión muy importante de la infección entre gente joven, que se debe a que han adoptado conductas de riesgo y no están vacunados; sin embargo, las tasas de infección entre personas vulnerables a priori están siendo muy bajas, porque casi todas ellas están vacunadas”, explica.

“Una amenaza para nuestra principal empresa en verano”

“No soy muy pesimista”, insiste Rodríguez Artalejo, que enseguida matiza: “Esta situación representa una amenaza para la economía y para el turismo, que es nuestra principal empresa en verano”. 

Este jueves, España ha tenido al menos un pequeño respiro al conocerse que, desde el próximo 19 de julio, Reino Unido levantará la cuarentena para los vacunados con pauta completa que lleguen desde España. 

Esta noticia procedente del principal mercado emisor ha animado al sector turístico, pero quizás no ha convencido tanto a los propios británicos. Salvador Macip, doctor en Medicina e investigador en la Universidad de Leicester (Inglaterra), observa que, en general, los británicos ya se habían resignado este año a tener unas vacaciones locales, siguiendo el consejo de sus autoridades. Además, aunque dentro de unos días se relajen las restricciones para viajar a España y a otros países, los ciudadanos británicos tendrán que someterse a dos PCR al volver a Reino Unido, y cada prueba “son 150 libras”, señala Macip.   

Nos fijamos demasiado en la mortalidad, pero hay otras cosas importantes

A Salvador Macip le cuesta entender, en cualquier caso, que su país de acogida levante restricciones justo en el momento en el que los casos de coronavirus están descontrolados (la incidencia en Reino Unido es de 460, frente a los 252 de España). “Creo que esto también está pasando en España: nos fijamos demasiado en la mortalidad de esta ola, que es cierto que no sube tanto, pero hay otras cosas importantes más allá de eso”, apunta. 

“No es una tragedia, pero tampoco es para relajarse”

El investigador cita las posibles complicaciones de la covid incluso en jóvenes, la “saturación de la Atención Primaria” y la aparición acelerada de nuevas variantes con el aumento de la transmisibilidad. “No entiendo por qué sólo nos fijamos en la mortalidad. Entre un 10% y un 15% de los casos de coronavirus se convertirán en covid persistente. Y aparte, cuanto más circule el virus, más probabilidades habrá de que mute y se cree otra variante potencialmente dañina”, afirma Macip. Así ocurrió en Reino Unido y en India.

Cuanto más circule el virus, más probabilidades habrá de que mute y se cree otra variante potencialmente dañina

El experto comprende que, por “presión económica, social y psicológica”, haya llegado un momento de relajación, pero también sostiene que lo que se ve en Reino Unido y en España es una nueva ola, y debería tratarse como tal. “Hay que reconocer que esta es la quinta ola: que hay casos, hay contagios, hay gente que lo va a pasar mal, hay gente que se va a morir, y que está aumentando el riesgo de que se originen nuevas variantes”, enumera. “No es una tragedia, pero tampoco es para relajarse. Es para tener prudencia, y estar pendientes de lo que se puede y no se puede hacer”, zanja Macip.

Fernando Rodríguez Artalejo también encuentra paralelismos entre Reino Unido y España, aunque él lo ve como algo positivo. Mientras en Reino Unido la cifra de contagios se disparó como en los peores momentos de enero, la tasa de hospitalización y muerte se mantuvo en cifras bajas, y esto hace suponer que en España podría ocurrir algo similar.

Muertes diarias por covid en Reino Unido (rojo) y España (azul) desde noviembre de 2020.

La tasa de vacunación es algo menor en España (43% de la población con pauta completa frente al 51% de los británicos), pero el ritmo actual de inmunización en nuestro país es mayor, salvo en un grupo de edad. Entre las personas de 60 y 69 años, sólo el 60% tiene la pauta completa, al haber recibido una dosis de AstraZeneca, que requiere mayor espera entre pinchazos. Son ahora mismo los más vulnerables, pues para hacer frente de forma eficaz a la nueva variante delta —ya dominante en comunidades como Madrid— se necesita una pauta completa de vacunación.

“En la medida en que la vacuna no protege al 100%, vamos a ver un pequeño aumento de casos también en vacunados”, augura Rodríguez Artalejo, que por otro lado confía en que “no serán casos demasiado relevantes”.

En su opinión, el panorama epidemiológico en el país es “un cuadro mixto”. “La situación en cuanto a casos graves no es dramática, pero la tendencia no es buena”, dice el epidemiólogo, que coincide con Macip en que “no sólo hay que fijarse en la tasa de hospitalización”.

Habría que ver dónde se están produciendo los contagios: ¿en las discotecas o fuera de ellas?

Aun así, si se atiende exclusivamente a los ingresos, los datos tampoco son del tobuenos. La tasa media nacional de ocupación en UCI ronda el 6,5%, pero desde el 2 de julio hay más ingresos hospitalarios que altas al día en España. 

Tanto Macip como Rodríguez Artalejo celebran los pasos que están dando algunas comunidades autónomas al aplicar nuevas restricciones, especialmente Cataluña, la más afectada, que ha vuelto a cerrar el ocio nocturno. “Creo que por ahí debería ir la cosa comenta Macip—; si los contagios se dan sobre todo entre jóvenes, hay que limitar las actividades donde se den esos casos”. Rodríguez Artalejo también ve bien estas limitaciones, pero anima a las autoridades a afinar un poco más en ese ‘diagnóstico’. “Habría que ver dónde se están produciendo los contagios: ¿en las discotecas o fuera de ellas?”, plantea.

Photo gallery Primer día sin uso obligatorio de mascarilla en España See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD