Un dirigente de Unidas Podemos triunfa con su dura respuesta a la confesión de José Manuel Soto

“Estuve un mes sin salir apenas y luego me lo empecé a saltar, como todo el mundo", reveló el cantante.
|
El cantante José Manuel Soto.
El cantante José Manuel Soto.
GTRES

El cantante José Manuel Soto fue uno de los claros protagonistas de este lunes. Sus respuestas en una entrevista concedida a Voz Populi le convirtieron en tendencia en redes sociales.

Soto, que comparó el aspecto de Fernando Simón con el del Che Guevara, confesó que se había saltado el confinamiento, medida que tachó de “necesaria”, pero que había llegado “tarde”.

“Estuve un mes sin salir apenas y luego me lo empecé a saltar, como todo el mundo. Es absurdo estar tanto tiempo encerrado, ha sido muy duro para un sevillano estar encerrado toda la primavera, la época en que nuestra tierra celebra sus grandes fiestas, la Semana Santa, Feria de Sevilla, el Rocío... Además, ha sido una primavera espectacular con muchos días de lluvia y el campo estaba precioso”, señaló.

Los usuarios hicieron memoria y le recordaron una publicación que compartió el pasado 19 de marzo, pocos días después de que se decretara el estado d alarma.

“Mi mujer lleva 3 días con mucha fiebre, no sabemos si tiene el #Covid_19 porque no hay dinero para las pruebas, tampoco hay dinero para mascarillas ni para geles, el dinero en España está para Torras, Rufianes, sindicatos y chiringuitos feminazis, no tenéis vergüenza”, dijo en su día Soto.

De todas las respuestas que recibió este lunes por su confesión, una de las más duras fue la de Pablo Fernández, el secretario general de Unidas Podemos en Castilla y León.

El político contestó con pocas palabras pero muy duras a Soto: “Afortunadamente no todo el mundo es idiota como tú, José Manuel”.

Su respuesta al cantante lleva más de 12.000 me gusta y 2.500 retuits siendo uno de los mensajes con más interacciones que Fernández ha escrito en las últimas semanas.

El compositor y cantante Armando Manzanero

Famosos que han fallecido por coronavirus