BLOGS
23/11/2021 07:05 CET | Actualizado 23/11/2021 07:05 CET

Un espacio de seguridad feminista

Un diálogo sobre Gestación Subrogada de Útero Libros.

EFE
Imagen de gestación.

Creo que todas podremos encontrarnos en que los espacios feministas de debate son espacios de seguridad o no son; espacios en los que asumir la parcialidad de la mirada de cada cual, respetando que cada persona parte de un contexto y un recorrido vital que va conformando y moldeando su cosmovisión sobre el mundo y las otras personas. En los feminismos hemos aprendido ampliamente que escucharnos es siempre mejor que intentar colonizar el pensamiento de la otra y que podemos transitar el camino del debate poniendo las contradicciones y los grises en el centro. 

Las feministas Lola Robles y Gracia Trujillo han publicado un libro sobre uno de los temas más complicados de abordar dentro de los feminismos: la gestación subrogada. Un diálogo sobre Gestación Subrogada de Útero Libros es una apuesta por esos espacios de seguridad tan necesarios para los debates complejos como este; en este texto podemos ver cómo dos posiciones encontradas dialogan e intentan buscar los puntos en común, las líneas rojas. Lola Robles, contraria a la regulación de la gestación subrogada, señala puntos potencialmente conflictivos y también indica los problemas que surgen de mercantilizar y poner al servicio del mercado los cuerpos (y las vidas) de las mujeres. En palabras de Lola, “a las feministas se nos acusa de moralistas, de tratar de imponer criterios morales, o sea, éticos, como si eso fuera malo… Para mí, no lo es, todo lo contrario”. No puedo estar más de acuerdo con esa frase; desde la bioética y la academia sabemos que es importante asumir nuestra parcialidad para tener debates honestos, y eso es precisamente lo que Lola pone sobre la mesa. 

Por otra parte, Gracia Trujillo, favorable a la regulación de la gestación por sustitución pone el acento no solamente en la autonomía de las mujeres, sino que profundiza en arquetipos como la maternidad, el cuidado y los roles asociados a los mismos que en diálogo con Lola generan marcos teóricos (y vitales) muy interesantes para abordar la cuestión con unos parámetros feministas de análisis. “Yo soy crítica, para empezar, con la consideración de la gestante como víctima siempre y en todos los contextos, en todas las situaciones”, señala Gracia Trujillo para seguir analizando cuestiones como los estigmas de las malas madres o las malas mujeres. 

Un diálogo sobre gestación subrogada nos propone un marco sobre cómo abordar debates que nos remueven. Independientemente del tema concreto en este caso, Lola y Gracia han sabido construir un espacio de seguridad feminista donde reconocer como válida la mirada de la otra aunque parta desde un lugar aparentemente alejado del nuestro, han contribuido decididamente a la construcción de un conocimiento situado, que diría Haraway, con todo lo que ello implica para la deconstrucción de la violencia, del androcentrismo, de los lugares donde lo absoluto tiene un lugar protagónico. 

Esta reivindicación de los matices e incluso de las contradicciones, de la capacidad de ver en la otra un análisis que nos permita ver más lejos, más allá de nuestro propio conocimiento, no es solamente una reivindicación necesaria, sino que es una apuesta sin ambages por deconstruir las dinámicas androcéntricas de poder, sus herramientas y sus categorías. 

Un diálogo sobre gestación subrogada nos muestra el camino para abordar temas complejos con herramientas de análisis feministas, con capacidad de escucha, con validación de la otra. A pesar de todo el ruido que genera este tema -y no me refiero al ruido del debate, sino al ruido de la censura y también de la trivialización- y a pesar de las palabras gruesas, las acusaciones cruzadas, etc., Gracia y Lola han sabido crear un lugar donde escucharnos y aprender de ambas posiciones. Gracias a ambas por contribuir a la construcción de espacios feministas mejores, más serenos. Y, sobre todo, gracias por seguir ahondando en la subversión de las dinámicas androcéntricas de poder. 

NUEVOS TIEMPOS