NOTICIAS
20/05/2021 17:11 CEST | Actualizado 20/05/2021 17:12 CEST

Un gran científico español, desesperado por lo que ve siempre en las mascarillas de los políticos

"Es muy lamentable".

GETTY
Un momento de una sesión de control en el Congreso.

El científico español José Luis Jiménez, profesor de la universidad de Colorado (Estados Unidos) y uno de los grandes expertos mundiales en la transmisión por aerosoles, se ha mostrado muy crítico con los políticos españoles porque, según ha dicho, todavía no ha visto a ninguno que lleve su mascarilla bien puesta.

En una entrevista en RAC1, el experto ha lamentado que es “raro” ver a alguien, en general, con el cubrebocas bien colocado. “Creo que en España no he visto todavía a un solo político que la llavase bien puesta, que no la llevase con huecos”, ha subrayado.

Jiménez ha señalado que los políticos son “gente que tiene acceso a las expertos”, por lo que “deberían usar buenas mascarillas”. “Toda la gente de todos los partidos lo están haciendo mal casi unánimemente, y esto es muy lamentable. No se han puesto las pilas, no nos han escuchado a los científicos y al final no es tan difícil. No cuesta más dinero y es muy eficaz”, ha insistido.

Según Jiménez, el 80 o el 90% de las mascarillas que ve por todas partes van mal puestas. “A veces no es tanto el tipo de mascarillas que cómo se la pone uno”, ha destacado.

El científico ha explicado que el tapabocas “es un filtro para que el aire pase por allí y los aerosoles que llevan el virus se queden pegados”, por lo que es capital llevarla bien ajustada.

“Las quirúrgicas, las FPP2, las de tela de tres capas... todas son buenos filtros. El problema clave es el ajuste: la tenemos que llevar muy pegada, que nos deje una marca, se tiene que sellar, porque por un agujerito de la nariz, que es el 1% del área de la mascarilla, por ahí pasa la mitad del aire”, ha resaltado. Y ha afirmado que el hierro de la nariz hay que apretárselo muy bien.

Hace unos meses, Jiménez explicó que él usa las mascarillas elastoméricas porque llevan “un molde de silicona que se te adapta perfectamente”. 

“La idea de elastoméricas es que lo que sella es silicona y sella muy bien. Te la atas por detrás de la cabeza y sella perfectamente”, decía antes de apuntar su gran ‘pero’: “El problema es que es muy cara. Me costó unos 70 dólares.  Pero a mí parecen más cómodas, además. Incluso puedes hablar mejor que con las otras”.

Photo gallery Las mejores mascarillas disponibles en el mercado, según la OCU See Gallery

NUEVOS TIEMPOS