POLÍTICA
09/09/2020 21:38 CEST | Actualizado 10/09/2020 08:48 CEST

Un informe de Asuntos Internos señala que Rajoy era conocedor del espionaje a Bárcenas

Aparecía referido como 'El Asturiano'.

AFP/Archivos
Rajoy, pensativo 

La ‘Operación Kitchen’ amenaza con seguir lastrando al Partido Popular. A las noticias conocidas en las últimas horas se suma ahora un informe policial de Asuntos Internos que asegura que Mariano Rajoy era conocedor del operativo de espionaje contra el extesorero del PP Luis Bárcenas.

Asuntos Internos apuntan a que esta operación ‘parapolicial’ se encaminaba a la localización de documentos comprometedores para dirigentes del PP y, según el documento, la trama estaba coordinada por el que en aquellos años (2013-2015) era el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

Sin embargo, sobresalen dos figuras. Por un lado, ‘El Asturiano’, como “conocedor” del entramado y que, según la Fiscalía Anticorrupción, era como llamaban algunos de los investigados a Rajoy en sus conversaciones privadas, según recoge laSexta

Cospedal y Fernández Díaz, también en el alambre

Otro de los nombres que aparecen en clave como conocedor ‘El Largo’, que sería el abogado Javier Iglesias, al que el excomisario Villarejo y otros implicados señalan reiteradamente como nexo con el expresidente, según recoge la Fiscalía Anticorrupción en su informe de solicitud de imputación de Jorge Fernández Díaz y María Dolores de Cospedal.

En otra de las piezas conocidas este miércoles, el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata cifra en más de 53.000 euros el montante con el que se sufragó la operación contra Luis Bárcenas, una cantidad extraída de los fondos reservados. En concreto, se trataría, de  “25 abonos acreditados entre julio de 2013 y septiembre de 2015”. 

Un día antes se supo de la declaración de Francisco Martínez, el que fuera número dos de Jorge Fernández Díaz en el Ministerio de Interior. “Mi error fue ser leal a miserables como Jorge, Rajoy o Cospedal”, señaló al reconocer que su partido le “había dejado tirado”.

La Cadena SER añade que el comisario García Castaño, uno de los jefes de la policía política y principal encargado del espionaje a la familia Bárcenas, tenía a su disposición hasta a 71 agentes entre policías, oficiales e inspectores, para el seguimiento a la esposa del extesorero, su hijo, y hasta a la empleada del hogar. 

Asuntos Internos no puede determinar si todos fueron empleados en la operación, pero aporta el dato al juez de que eran los que se encontraban de servicio en el momento en el que tuvieron lugar los hechos.

EL HUFFPOST PARA ALIEXPRESS