NOTICIAS
20/08/2021 11:54 CEST | Actualizado 20/08/2021 12:08 CEST

Un juzgado de Ávila abre diligencias por el incendio de Navalacruz

Continúa activo seis días después tras arrasar miles de hectáreas.

EFE
Incendio en Ávila.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ávila ha abierto diligencias por el incendio forestal que el pasado sábado surgió de manera accidental entre los términos municipales abulenses de Navalacruz y Cepeda de la Mora y que continúa activo seis días después tras arrasar miles de hectáreas.

Fuentes judiciales han confirmado a Efe la apertura de estas diligencias, en las que también trabaja el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil a través de su servicio de investigación de incendios.

El fuego surgió en torno a las 10.40 horas del pasado sábado a la altura del kilómetro 38,000 de la N-502 (Ávila-Córdoba), donde un vehículo comenzó a arder y, una vez en el arcén derecho en dirección a Ávila, las llamas se extendieron hacia el monte más cercano.

El siniestro se produjo en un día de elevadísimas temperaturas, escasa humedad y fuertes rachas de un viento cambiante que favorecieron la expansión y dificultaron las labores de extinción de unas llamas que avanzaron a gran velocidad hasta alcanzar un perímetro cercano a los 160 kilómetros.

Entre 12.000 y 22.000 hectáreas afectadas

A falta de las cifras definitivas, y a la espera de un análisis sobre la extensión de la zona afectada, la Junta estima en “no menos de 12.000” las hectáreas dañadas por el fuego; sin embargo, el Servicio de Gestión de Emergencias Copernicus, por medio de la información satelital, calcula que la extensión podría acercarse a las 22.000 hectáreas.

Según explicó este pasado jueves el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, las investigaciones están en manos de la Guardia Civil, ante cuyos agentes ya ha declarado el conductor del vehículo que comenzó a arder y a partir del cual se extendieron las llamas.

Todo ello “derivará en un atestado que se entregará a la autoridad judicial”, según dijo Suárez-Quiñones, quien se refirió a la posibilidad de que la Administración autonómica estudie cualquier tipo de reclamación por lo sucedido.

Al respecto, indicó que desde la Junta existe “la posibilidad de reclamar a la aseguradora del vehículo o de hacer otro tipo de reclamación”.

En este sentido, apuntó que se trata de una cuestión que “están investigando los servicios jurídicos y, por tanto, lleva una tramitación jurídico-administrativa que derivará en el resultado que sea procedente”.

El consejero señaló que está previsto examinar “las circunstancias” del suceso y “jurídicamente la responsabilidad que tiene el conductor y el seguro del vehículo en algunos aspectos de responsabilidades en el ordenamiento jurídico”.

El titular de Fomento y Medio Ambiente, jurista de profesión, se refirió a las “dos vertientes” de este caso: por una parte la del atestado de la Guardia Civil y, por otra, la jurídico-administrativa de la Junta.

Por otra parte, indicó que también se está realizando una investigación del incendio por parte del personal público medioambiental, por lo que en el informe resultante “figurarán todas las circunstancias”.

Photo gallery Incendios en España en la primera ola de calor de 2021 See Gallery