INTERNACIONAL
15/07/2019 21:47 CEST

Un misil aire-aire, rifles de asalto y tres detenidos: redada contra la extrema derecha en Italia

La Policía ha llevado a cabo una "operación antiterrorista".

AFP

Un misil aire-aire y un buen puñado de rifles de asalto y propaganda neonazi. Ese ha sido el balance de la redada hecha por la policía italiana a un grupo de simpatizantes de extrema derecha en el norte del país transalpino. Tres de ellos han sido detenidos.

No ha sido una operación casual; tipificada como “antiterrorista”, estaba dirigida contra italianos “de ideología extremista” y que apoyan la guerra desatada hace cinco años por los rebeldes prorrusos contra las tropas ucranianas. La redada fue autorizada al término de una investigación realizada por la fiscalía de Turín, en el noroeste de Italia.

El misil, de fabricación francesa, modelo Matra Super 530F y con una longitud de 3,54 metros estaba en perfecto estado y figura entre los que utiliza el ejército de Qatar, ha explicado la policía en un comunicado, en el que incluyó imágenes del artefacto.

Según un experto en misiles contactado por AFP, se trata de una versión modernizada el modelo R530 en servicio desde 1980, con un alcance de 25 kilómetros. Pero el uso desde tierra, en vez de a partir de un avión como estaba previsto por el fabricante sería “extremadamente complejo”, precisó.

Las autoridades han hallado, igualmente, veinte sofisticadas armas, entre ellas rifles de asalto automáticos de ”última generación” y numerosas municiones y objetos de propaganda neonazi.

Tres personas han sido arrestadas: Fabio Del Bergiolo, 50 años, ex candidato en las listas del movimiento neofascista Forza Nuova, así como un suizo de 42 años y un italiano de 51 años, quienes se encontraban cerca del aeropuerto de Forli (noreste). Se sospecha que estaban tratando de vender el misil.

Entre las conversaciones interceptadas, figuran grabaciones de Del Bergiolo en las que trata a los migrantes de “monos”, “negros” e “invasores”. El grupo neofascista Forza Nova emitió un comunicado asegurando que no tenía nada que ver con el asunto.

“Tenemos algunas ideas sobre lo que querían hacer con el material incautado, pero por ahora no divulgamos suposiciones”, reconoció el jefe de la policía de Turín, Giuseppe De Matteis. “Por el momento, nada hace pensar en proyectos subversivos”, subrayó Eugenio Spina, responsable del sector antiterrorismo.

“Se trata de un caso casi inédito en Italia, con pocos precedentes”, reconoció De Matteis, quien considera que los tres hombres arrestados no parecen estar vinculados con los militantes pro Rusia en Ucrania, como se pensaba inicialmente.

El ministro del Interior, Matteo Salvini, líder de la ultraderechista Liga, quien suele comentar rápidamente las operaciones de la policía, esta vez ha permanecido en silencio.

ESPECIAL PUBLICIDAD