NOTICIAS
02/06/2019 14:50 CEST | Actualizado 03/06/2019 12:30 CEST

Un muerto y cuatro heridos, entre ellos dos niños de 4 años, por un conductor 'kamikaze'

Ha sucedido a la altura del municipio de Oza-Cesuras (A Coruña).

CHUYN via Getty Images

Un vehículo que circulaba en dirección contraria por la A-6, a la altura del punto kilométrico 564, en el ayuntamiento coruñés de Oza-Cesuras, ha provocado un accidente que se ha saldado con la muerte del conductor de dicho automóvil y con cuatro heridos, entre ellos dos niños de cuatro años.

Los servicios de emergencia tuvieron constancia de los hechos minutos antes de las 23:00 horas de este sábado, cuando un particular informó de un accidente entre dos coches en la A-6, después del desvío de Oza. En su relato, indicaba, además, que los vehículos obstaculizaban la carretera, ya que uno de ellos había quedado atravesado y el otro volcado tras recibir el impacto.

El conductor del vehículo que circulaba en dirección contraria, un Mercedes-Benz, fue el único implicado en el accidente que falleció. Se trata de un varón de entorno a los 60 años de edad, que había recorrido 4,1 kilómetros de forma kamikaze.

Los cuatro ocupantes del otro coche, un Opel Astra, resultaron heridos, siendo necesario excarcelar al copiloto del mismo, que se encuentra en estado grave, mientras que la conductora y los niños, que eran mellizos, en estado leve. Todos ellos fueron trasladados al centro hospitalario de referencia.

Según han informado fuentes de los Bomberos de Betanzos a Europa Press y la Guardia Civil, el vehículo kamikaze estaba huyendo ya de otro accidente previo, ocurrido en el estacionamiento de una vinoteca de la zona en el kilómetro 569 de la N-6. “Se ausentó del lugar en vez de arreglar con el parte con la otra persona”, ha explicado la Guardia Civil.

Después, los agentes tuvieron información de que el mismo vehículo estaba circulando por dirección contraria, pero en 4,1 kilómetros ya colisionó. A pesar de los esfuerzos del personal sanitario, solo se pudo confirmar el fallecimiento del conductor.

SOMOS LO QUE HACEMOS