Un nuevo frente dejará a partir de mañana nevadas y fuertes rachas de viento en toda la península

Se prevé que sean copiosas en la cordillera Cantábrica occidental y zonas del Pirineo.
Temporal en Barcelona.
Temporal en Barcelona.
EFE

Un nuevo sistema frontal muy activo relacionado con la borrasca Barra, situada al oeste de Irlanda, afectará desde mañana, martes, a la Península, y el miércoles también a Baleares, con nevadas y fuertes rachas de viento en amplias zonas, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La Aemet advierte de que la cota de nieve bajará el martes hasta los 700 metros en la cordillera Cantábrica occidental y en Galicia a última hora del día, mientras en los Pirineos se mantendrá en torno a los 1.000-1.600 metros en su parte más occidental y entre los 1.400-2.000 en el resto.

El miércoles la cota de nieve bajará a los 500/1.000 metros en el extremo norte, hasta los 600/1.000 metros en el centro y hasta los 900/1.200 metros en el sudeste, por lo que se esperan nevadas en todos los sistemas montañosos y también en páramos de la meseta Norte y este de la meseta Sur.

Se prevén nevadas copiosas en la cordillera Cantábrica occidental, zonas del Pirineo y, puntualmente, no se pueden descartar del todo en zonas litorales del Cantábrico.

La Agencia advierte además que el viento soplará el martes y el miércoles con creciente intensidad en la Península y Baleares.

El martes se prevé cielo nuboso o cubierto con precipitaciones abundantes y frecuentes en Galicia, extendiéndose al Cantábrico, Pirineos occidentales, sistema Ibérico septentrional y sistema Central occidental. Pueden ser localmente persistentes en el oeste y norte de Galicia.

De forma más débil, dispersa y ocasional, las precipitaciones afectarán de noroeste a sureste a la mitad noroeste y, de forma poco probable y aislada, a zonas aledañas, Penibético y estrecho.

En el resto del tercio sur y área mediterránea predominarán cielos poco nubosos o con nubes altas.

En Canarias habrá un aumento notable de la nubosidad, con posibilidad de precipitaciones en las islas occidentales.

Las temperaturas aumentarán de forma ligera, excepto las mínimas en el noroeste, donde descenderán. Se registrarán heladas en las cordilleras del extremo norte peninsular y del sudeste, que serán más intensas en Pirineos. En Canarias no se registrarán grandes cambios.

El viento soplará con creciente intensidad en la Península y Baleares, con componente suroeste rolando a oeste y arreciando a fuerte o con intervalos de fuerte en litorales y zonas altas del norte peninsular, principalmente en Galicia, Cantábrico y sistema Ibérico; será de noroeste rolando a suroeste en el nordeste y Baleares, y del suroeste en gran parte del interior.

En el Estrecho y Alborán, el viento será variable rolando a poniente, y en Canarias de componente este.

Chubascos generalizados y abundantes

El miércoles, el frente continuará avanzando por la mitad sureste peninsular y Baleares, debilitándose, pero estableciéndose un flujo del oeste o noroeste frío, húmedo e inestable, que dejará chubascos generalizados, abundantes y con alguna tormenta ocasional en Galicia, Cantábrico y Pirineos, que podrían ser localmente persistentes en el litoral cantábrico.

Más débiles, dispersas y ocasionales, las precipitaciones se extenderán hacia el sur y el este, y serán más intensas en áreas de montaña y en el Estrecho. Serán poco probables en el extremo occidental de Andalucía o al sudeste peninsular.

En el Ampurdán y Baleares serán más probables en la segunda mitad del día y con posibilidad de tormentas ocasionales.

En Canarias, el cielo estará nuboso con probabilidad de precipitaciones dispersas en el norte de las islas de mayor relieve.

Las temperaturas bajarán de forma apreciable y generalizada en la Península, incluso notable en el noroeste, Cantábrico y sierras del sureste, mientras en los archipiélagos no habrá grandes cambios.

Se registrarán heladas en los sistemas montañosos de la mitad norte y del sudeste y, aisladamente, en páramos, más intensas en Pirineos.

El viento soplará intenso de componente oeste en la Península y Baleares, con probabilidad de ser fuertes o con intervalos de fuerte en Galicia y el entorno de Alborán, y de llegar a ser muy fuertes en el área cantábrica. Las rachas serán muy fuertes en áreas de montaña. En Canarias serán alisios.

Ante esta situación meteorológica con previsibles nevadas en amplias zonas, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha pedido a los ciudadanos que han salido a pasar el puente de diciembre y se encuentren en el norte de España apresuren el regreso para evitar dificultades.

Maquinas quitanieves junto a coches apilados sin moverse por 'Filomena', una escena habitual este fin de semana

Colapso de carreteras por la nevada del temporal 'Filomena'