NOTICIAS
06/09/2021 11:10 CEST

Un oficial del barco 'City of Plymouth' confirma que Antonio Anglés fue su polizón y logró huir

Lo ha reconocido a través de fotos, en una declaración ante la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira.

Youtube
Antonio Anglés, en una imagen policial.

28 años después del asesinato de las niñas Miriam, Toñi y Desirée en Alcasser, aparecen nuevos datos sobre el paradero de Antonio Anglés, el principal sospechoso, que huyó de la Justicia y permanece en paradero desconocido. Uno de los oficiales del barco City of Plymouth ha confirmado, según informa la cadena Telecinco, recogiendo una información del diario Las Provincias, que el polizón que huyó en la nave fue el propio Anglès, a quien ha reconocido a través de fotos en una declaración ante la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira.

Esas declaraciones ponen rostro al hombre que huyó en aguas de Irlanda y evadió el cordón policial en el puerto de Dublín. La noticia deja varias incógnitas en el aire. La primera es que no hay datos que permitan localizar al fugitivo algo poco probable por el tiempo transcurrido. Y otro es el proceder de la policía irlandesa.

El periodista Javier Martínez, de Las Provincias, explicó en Telecinco que aunque han reconocido al prófugo, no han dado datos que permitan localizar al fugitivo. “No se comprende cómo, si estaban avisadas las autoridades irlandesas, solo dos policías suben al barco y no lo registran”, ha señalado Martínez, que ha destacado los fallos que existieron en la investigación en España pero también en Irlanda.

Las declaraciones, traducidas, han llegado al juzgado y al grupo de localización de fugitivos de la Policía Nacional, que está revisando el caso para intentar reconstruir la huida y seguir investigando para intentar detener a Anglés por unos crímenes que aún no han prescrito. “No hay pruebas de ese ahogamiento. Es una de las hipótesis que mantiene abierta la Policía”, señaló el periodista en alusión a Anglés.

Cómo están las cosas en los tribunales

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira ordenó la unión a la causa judicial de una fotografía exhibida por la Policía a un marinero del citado barco mercante y el interrogatorio como testigo de este marinero y el de otros dos miembros de la tripulación, igualmente en calidad de testigos. La Audiencia de Valencia aceptó un recurso de la acusación popular en este caso, ejercida por la Asociación Clara Campoamor, solicitando dichas pruebas.

El capitán del barco City of Plymouth, en el que supuestamente viajó como polizón el asesino de las tres adolescentes de Alcácer, había declarado ya que un miembro de su tripulación pudo ayudar a Anglés a escapar. La jueza ordenó tomar declaración al marinero. El capitán Stevens aseguró entonces que fue cerca de la sala de máquinas donde lo hallaron. Anglés fue encerrado con llave en un camarote. Incluso bloquearon ventanas y puertas con tablas de madera.

El capitán, además, explicó que “era materialmente imposible que escapara desde dentro”. Pero al llegar a Dublín ya no estaba. Por ello, Stevens siempre ha creído que “alguien tuvo que dejarle salir y haber recolocado la madera. No pudo escapar de ese camarote sin ayuda”.

TERRITORIO PARADORES