POLÍTICA
15/04/2019 11:55 CEST

Un testigo sitúa a Sànchez y Cuixart en una reunión en ANC con Junqueras para distribuir consellerias

Un encuentro clave celebrado el 7 de enero de 2016.

EFE

Un testigo del juicio del procés en el Tribunal Supremo ha situado al que fuera presidente de la ANC Jordi Sànchez y al aún principal responsable de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en una reunión clave celebrada el 7 de enero de 2016 en la propia sede de ANC, denominada ”último intento”, a la que acudieron otros líderes independentistas como el entonces presidente de ERC, Oriol Junqueras y en la que se definió “quien iba a ser el nuevo presidente de la Generalitat y como iba a ser la distribución de consellerias”.

Este testimonio, que situaría a los líderes sociales sentados en el banquillo por rebelión en el germen de la planificación del procés independentista”, ha sido expuesto de forma pormenorizada por el comandante de la Guardia Civil que actuó como secretario de las diligencias judiciales ordenadas por el Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, que es el que investigó la organización del 1-O y ha procesado por ello ha una treintena de personas.

Según el testigo, en dicha reunión de enero de 2016 también estuvieron presentes otras personas que resultaron ser designados finalmente miembros del Govern de Carles Puigdemont y que ahora se sientan en el banquillo por rebelión y malversación de fondos públicos como fueron Raül Romeva, que ejerció de conseller de Exteriores; y Jordi Turull, que fue nombrado conseller de Presidencia.

Lo hablado en dicha reunión fue además reflejado en diversos documentos de los que la Guardia Civil se incautó en el domicilio del que fuera número dos de Junqueras en la Consejería de Economía, Josep María Jové, como fueron el denominado Enfocats —de carácter estratégico— y en la propia agenda moleskine de Jové (que el testigo ha calificado de ejecutiva, al señalar personas, cometidos y finalidades).

“Y se plasmó luego en la elección de los propios consejeros de la Generalitat y en la designación de Puigdemont como presidente”, ha puntualizado el comandante ante la Sala.

A lo largo del interrogatorio al que ha sido sometido por el fiscal Fidel Cadena, el testigo también se ha referido a otras reuniones clave para el procés como fue una celebrada en junio de 2016 en la que además de Turull y Junqueras se encontraban también presentes la secretaria general de ERC ahora huida Marta Rovira y el expresidente Artur Mas, y donde se habla de que la única opción que les queda es la de “adoptar la unilateralidad”.

A otros encuentros asiste también la presidenta de Parlament Carme Forcadell —acusada igualmente de rebelión— lo que para este testigo es muy importante porque ella era “el canal para poder tramitar” las leyes que concluirían con la declaración unilateral de independencia.

ESPACIO ECO